La casa de la diseñadora E. Diomede

Nos encontramos en el barrio de Naperville, Illinois. Un barrio apreciado por sus grandes casas de campo, espacios de ocio y atractivo vintage. La vivienda pertenece a la diseñadora de interiores Elizabeth Diomede (de Diomede Design), su marido Mark y sus tres hijos. Para ella fue su proyecto soñado, encontrar un lienzo en blanco y poder transformar la propiedad íntegramente para convertirla en el hogar que siempre quiso.

Aunque a primera vista pueda parecer una casa de campo, en su interior encontramos algo muy diferente. Su estética es una elegante combinación entre lo escandinavo, las piezas mid-century y el minimalismo. Fueron fieles a la arquitectura tradicional pero sin sacrificar su estilo. La casa está decorada bajo el lema “menos es más”, en algunas zonas como la enorme cocina con comedor, la sala, el pequeño rincón de despacho y en algunas de las habitaciones, el blanco enfatiza esa sensación, además de llenar los espacios de luz. En otras zonas sin embargo, los colores oscuros, la iluminación y los accesorios, crean dramatismo (un ejemplo claro es el aseo que se encuentra en las primeras imágenes, con el panelado en color negro combinado con el mueble blanco y toques dorados, un combo perfecto).

A pesar de la pasión de la interiorista por el blanco, en los dormitorios de sus hijos hizo algunas concesiones. A uno de ellos le encantan los tonos amarillos, naranjas y rojos, y aunque para Elisabeth eran colores demasiado arriesgados le dio el capricho y pintó la pared del cabecero hasta media altura en un amarillo funky, y a pesar de su resistencia en un principio, ha llegado a gustarle. En cuanto a la decoración de los cuartos infantiles tampoco quería algo temático, buscaba espacios versátiles y funcionales, también neutros, muebles de calidad que perduraran en el tiempo y añadir pequeños detalles que reflejaran la personalidad de los niños pero que fueran fácilmente reemplazables según iban creciendo. También hizo bastante hincapié en las soluciones de almacenaje, con tres hijos es más que necesario, incorporó gavetas, estanterías en pequeños rincones, un banco zapatero en la entrada,… soluciones sencillas pero inteligentes para tener el desorden bajo control.

¿Sabéis por qué me ha gustado tanto esta casa? En ella veo un perfecto equilibrio entre varios estilos, el minimalismo (con sus grandes estancias despejadas), las piezas mid-century (que le dan ese toque de personalidad) y el nórdico bien entendido (ya me entendéis, no el que pretenden meternos por los ojos constantemente, sino uno más refinado que hace justicia a las tendencias del norte de Europa). Espero que disfrutéis de la casa tanto como yo, para mí es una maravilla.

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 568 seguidores

Un lienzo en blanco…

Cuando busco una casa para mostraros previamente tiene que haber algo en ella que llame mi atención, no tiene por qué atraerme la vivienda al completo (eso es casi imposible), la mayoría de las veces son pequeñas cosas las que marcan la diferencia y en este caso ha sido un árbol (qué simple soy :-)). Ese que asoma por encima de la propiedad, que está situado en pleno patio, un espacio que parece estar desprovisto de mueble alguno pero no importa, tengo imaginación suficiente como para imaginarlo cual oasis o como centro neurálgico de la casa.

El encanto de esta vivienda, proyecto de cm studio, se percibe ya desde fuera, dentro es de lo más mínimal que ha pasado por el blog. El blanco lo invade todo y sólo toques en madera le otorgan calidez. Desde el techo de la entrada, a las preciosas y sencillas escaleras, el suelo, la cama, las tablas de cortar de la cocina, el taburete del baño y poco más. También encontramos pinceladas en pequeños objetos siguiendo la misma gama cromática, como un cojín de cuero en el salón o una obra de arte color mostaza en el comedor. A esto lo llamo yo un lienzo en blanco, una casa a la que podrías cambiar la decoración con sólo meterle algunos textiles en color y parecería otra completamente distinta.

Todo el mobiliario de la vivienda pertenece a la firma australiana Living Edge, un lugar destinado a arquitectos, interioristas y amantes del diseño, donde se puede encontrar piezas icónicas y atemporales de las marcas más prestigiosas del mundo (como Vitra, Artifort, BD Barcelona, E15, Established & Sons, Muuto,… entre otras muchas).

Como os he dicho el patio es lo que me ha llamado la atención, pero ¿qué me decís de la cocina y el baño? ¿hay material más elegante que el mármol? sinceramente, no lo sé… El baño me recuerda a las fotos que subí el martes a Instagram de mi vista a Porcelanosa, la ducha era muy similar (si tenéis curiosidad podéis verlas aquí).

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 568 seguidores

Partiendo del minimalismo

Hace bastante tiempo que dejé de tener un estilo de decoración favorito, o con el que me sienta totalmente identificada, sinceramente ya no sé por dónde me hallo en este sentido. Tengo claro que unos me atraen más que otros, que no me gustan los “total looks”, ahora intento pensar en las cosas positivas que aporta cada uno. Probablemente hace unos años os hubiera dicho que el estilo minimalista no iba mucho conmigo, que me resultaba frío y aunque en cierta medida aún es así, ahora sé que existen maneras de remediarlo.

El post de hoy surge a raíz de una conversación que tuve este fin de semana. Estaba de excursión con un grupo de amigos, una de ellas me comentó que había heredado de su abuela un gran espejo antiguo y que no tenía claro qué hacer con él. Las navidades pasadas pude ver la reforma que hizo en su casa, un trabajo espectacular tanto en el diseño como en funcionalidad, lo más llamativo es que había pasado de ser un piso de aire colonial justo a lo opuesto, minimalista.

Hay algo que mi amiga está haciendo bien y es amueblar poco a poco, pero dice que siente que tiene muchos espacios vacios (exagera, todos somos muy críticos con nuestras cosas). Sí me di cuenta cuando estuve en navidad que había una pared muy grande del salón que pedía “algo” a gritos. No he visto el espejo que ha heredado, pero si las medidas lo permitieran, yo no me lo pensaba dos veces (¡qué mejor manera de romper con tanto minimalismo!, pero ella dice que no lo ve y yo lo respeto).

Si os gusta esta tendencia decorativa pero sentís que “os falta algo”, hay métodos para conseguir llenar ese vacío decorativo. El arte (ya sean cuadros, fotografía o escultura) es perfecto para atraer las miradas; otra posibilidad es meter texturas cálidas (como la madera) que suavizará el espacio y no se verá tan frío; ciertos ornamentos arquitectónicos (molduras, por ejemplo) pueden poner un punto de contraste que le viene perfecto a este estilo; meter color mediante los textiles (cojines, alfombras, cortinas,…) o en alguna pieza en particular (no tiene por qué ser un tono fuerte), también ayudará a restar sobriedad; y si quieres romper aún más, mete hidráulico en el suelo… De todo esto veréis ejemplos en las imágenes.

Yo para la casa de mi amiga, me sigo inclinando por el espejo heredado o una pieza de arte formato XXL…

Minimal_22

Minimal_23

Minimal_24

Minimal_1

Minimal_25

Minimal_2

Minimal_3

Minimal_4

Minimal_5

Minimal_6

Minimal_7

Minimal_8

Minimal_9

Minimal_10

Minimal_11

Minimal_12

Minimal_13

Minimal_14

Minimal_15

Minimal_16

Minimal_17

Minimal_18

Minimal_19

Minimal_20

Minimal_21

Imágenes mis paneles de Pinterest
Imagen portada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 568 seguidores

Otra maravilla de A-cero Arquitectos

No podía dejar de compartir con vosotros esta maravilla, obra de A-cero Arquitectos,  más que una vivienda yo lo llamaría un sueño de 1.600 metros cuadrados.

Una fachada de líneas rectas en mármol y cristal auguran el lujo y la belleza que esconde, tanto en su interior como en el exterior. Y dicho esto, no estoy segura de qué es lo que más me gusta, si el increible jardín bañado por un estanque decorado con cantos rodados y una piscina de formas absolutamente vanguardistas, o un interior de espacios diáfanos y luminosos.

De esta casa hay mucho que destacar, me encanta la idea de concentrar uno de los salones bajo una estructura cúbica que deja pasar la luz cenital. Y qué me decís del cuarto infantil, la cama fucsia pone la nota de color en una habitación que cualquier adulto estaríamos encantados de tener. En el baño, el mármol se convierte en el protagonista indiscutible y aquí, al igual que en toda la vivienda, una carpintería negra contrasta con el blanco impoluto de las paredes, quizás para contrarrestar la luminosidad que desde cualquier ángulo disfruta la vivienda.

Y no tengo más que decir, las imágenes hablan por sí solas.

(más…)