Munarq. Una preciosa rehabilitación en Mallorca

Este post lo podría haber titulado igual que el del viernes, aunque son casas muy diferentes yo sigo en la tónica del “menos es más”, y no es que me hayan dejado de gustar otros estilos más coloridos y menos austeros, pero tampoco puedo mirar hacia otro lado y no reconocer que lo que veo me vuelve loca. Descubrí la primera imagen por casualidad, no sé ni cómo llegué a ella porque procedía de un blog holandés (inrichting-huis.com), yo siempre enredándome por internet :-) No necesité más estímulos que una sola foto para “rascar” hasta llegar a la autoría del proyecto.

Hoy nos vamos a Mallorca a disfrutar de una espectacular rehabilitación realizada por el estudio de arquitectura e interiorismo Munarq. Dicho estudio está especializado en la integración de la arquitectura en el paisaje mediterráneo.

La vivienda está situada en el municipio mallorquín de Felanitx. En sus exteriores encontramos paredes blancas encaladas, piedra y las típicas contraventanas mallorquinas. Dentro, a pesar de haber sufrido una rehabilitación completa, se han conservado muchos de los elementos originales, como el arco de piedra de la entrada o las vigas de madera.

Para el suelo se eligió un hormigón en color gris claro que acentúa el aspecto limpio y fresco de la casa. La parte que más me gusta es el hall donde se ha jugado con texturas al añadir un camino de piedra, el efecto que se crea es muy bonito parece que invita a entrar, como si se tratase de una alfombra que nos da la bienvenida. Para los dormitorios sin embargo, se ha optado por poner madera que es más cálida (eso sí, en un tono claro que no rompe la uniformidad). El hormigón no sólo se ha utilizado en el suelo, también está presente a modo de revestimiento en algunas superficies como la enorme isla de la cocina o las encimeras de los baños.

Una vez más estamos ante una casa donde el protagonismo se lo lleva el trabajo de rehabilitación, el respeto por la arquitectura local y los materiales elegidos para ello (la piedra, la madera, el hierro o el hormigón,…todos naturales). Poca importancia al mobiliario, un ejemplo está en la entrada, han sido suficientes dos sillas Whisbone para llenar el espacio (vale, estas sillas son todo un clásico y muy bonitas, pero hubiera quedado igual de bien con un banquito de enea, por ejemplo, o incluso sin nada).

Que levante la mano a quien no se le caiga la lagrimilla de emoción al ver estas imágenes (sobre todo la primera)…

Imágenes © Gonçal Garcia

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

Al campo!

Hoy tomo prestada una frase que me dijo hace tiempo una fiel lectora del blog, Mercé de Alababalà Barcelona, “me he vuelto zen“. Quizás en mi caso aún no haya sucedido del todo, pero el pensamiento y el objetivo están ahí…

Estoy en una fase en la que me pregunto por qué tenemos que llevar este tipo de vida, ¿es que no hay alternativas? Odio las prisas, la necesidad de estar constantemente mirando el reloj y que mi día a día sean actos cronometrados desde que me levanto hasta que me acuesto. Madrugones, trabajo, diez minutos para comer, más trabajo, extraescolares, vuelta a trabajar, baños infantiles, cenas,… y así un día tras otro como si fuera el “día de la marmota”, ¡ya no puedo más! Lo peor de todo, es que veo que mis hijas lo asumen de manera natural, lo tienen interiorizado. Un ejemplo, cuando las llamo para ducharse a veces replican “mamá, si aún quedan cinco minutos para las siete”. Y es que yo soy así, cuadriculada, puntualidad británica, ¡argggg! Lo intento cambiar pero me doy cuenta que no puedo, demasiadas cosas que hacer en sólo 24 horas.

Conclusión, esto no puede ser bueno, deberíamos poder tomarnos la vida de otra manera y si la vida no nos deja, yo quiero buscar opciones para conseguirlo.

Ahora mismo lo que me pide el cuerpo es coger la maleta e irme a vivir a un pequeño pueblo, cualquier sitio donde todo vaya más despacio, donde mis hijas puedan disfrutar de tiempo libre, donde levantarse cada día no se convierta en un maratón hasta la noche. Pero además, ahí va otra reflexión, vivir con menos, no necesitamos tantas cosas materiales para ser felices, yo preferiría vivir más modestamente, más tranquilamente y sentirme mil veces más llena.

Lo que veréis a continuación son imágenes de viviendas en venta, un paraíso en Segovia y otro en Mallorca. Me conformaría con una tercera parte de ellas ;-) Podéis ver más casas y los reportajes completos en la revista Casa&Campo.

¡¡Feliz fin de semana!!

En Segovia

Casa&Campo_Segovia_1

Casa&Campo_Segovia_2

Casa&Campo_Segovia_3 (más…)

Marga Rotger

Salto mi propia temática de los viernes, una vez más, ante este descubrimiento de origen patrio. Y digo yo, qué manía tengo de ir a buscar en páginas extranjeras cuando en España hay tanto talento. En el portfolio del estudio de Marga Rotger encontramos no sólo viviendas, sino también restaurantes, hoteles y comercios. Obviamente me dirigí primero a las viviendas (soy mujer de costumbres) y sí, vais a ver uno de estos proyectos (una casa unifamiliar preciosa), pero después he descubierto su trabajo en el hotel Predi Son Jaumell y he sucumbido a él, sencillamente espectacular (así que hoy lo pongo en primer lugar).

Ambos proyectos que se sitúan en la isla de Mallorca, algo que queda muy patente en el estilo constructivo y decorativo, especialmente en el hotel, donde su carácter rural y el respeto a los materiales característicos de la zona, se refleja en cada rincón “cultura mallorquina” dicen en su web. Destacar en cuanto a materiales, la utilización de llata” (cito textualmente: hojas de palmito trenzadas, trabajada completamente a mano y casi en peligro de extinción). Este establecimiento rural, tiene hasta capilla, veréis en las imágenes una mesa montada deduzco que para una boda, tan bella y sencilla que me dan ganas de casarme otra vez (con mi marido, claro ;-))

La vivienda unifamiliar, aunque de un estilo más moderno y minimalista, también posee ese espíritu cálido gracias a las maderas, las texturas y los tonos tierra.

Hoy despido esta semana con ganas de ir a Mallorca…

¡¡ Feliz fin de semana!!

Hotel Predi Son Jaumell

Marga_Rotger

Marga_Rotger (más…)

Mestre Paco Interiorismo y artesanía

Sobre fondos blancos los protagonistas son los muebles. Mestre Paco son artesanos mallorquines con una larga experiencia. En sus ambientes se puede comprobar cómo con pocas piezas bien elegidas tenemos resultados espectaculares, el color lo dejamos para los textiles. Otra máxima es el contraste creado entre sus muebles artesanos o antigüedades con piezas de reconocido corte contemporáneo.

La firma de Mestre Paco la he conocido gracias a una revista de decoración. En ella enseñaban una reforma realizada por su equipo de interiorismo en una finca del campo mallorquín. Consiguen que a pesar del peso visual de alguno de sus muebles se vea un conjunto fresco, nada abigarrado, gracias a la optimización de la luz y al predominio del blanco. En estas fotos se puede ver su filosofía a la hora de decorar, a mí me ha gustado mucho, sobre todo para una casa de campo.