LF91 Architecture. Finca Rosa

Parece que el frío ha llegado para quedarse y yo, que soy de secano total, en lugar de buscar casas que nos muestren abrigo y recogimiento, sigo con la mente puesta en aquellas que nos trasladan al sol y a la vida en el exterior. Al menos esta semana, que es cuando se ha notado la bajada drástica de temperaturas, necesito mi particular luto para hacerme a la idea de que es noviembre y lo que toca son días más cortos, frío, lluvia,… la semana próxima, prometo traeros cosas más propias de la fecha en la que estamos.

Esta maravilla es un proyecto del estudio de arquitectura LF91, se llama Finca Rosa y está situado en Son Servera, Mallorca. En concreto, la vivienda fue una adquisición para la arquitecta e interiorista berlinesa del propio estudio, Britta Horstmann-Krause, que vio en ella un gran potencial con vistas al mar y la montaña. La casa pertenecía anteriormente a un matrimonio que había pasado largas estancias en Centroamérica, dejando cierta huella estilística en la vivienda, como los patios a varios niveles. La casa consta de tres estructuras conectadas, un edificio principal de dos plantas y dos anexos de una sola planta, todas las estancias con sus terrazas orientadas a la parte trasera o delantera, desde donde ver mar o montaña, es un verdadero lujo.

La finalidad era crear una casa de vacaciones de aire mediterráneo, sin demasiados ornamentos, utilizando materiales naturales y de la zona, como baldosas de cemento mallorquín-hidráulico, piedra, madera antigua, alfombras tejidas africanas, etc. El arte era relevante para esta familia por lo que el proyecto de iluminación, cobró también un papel muy importante.

Igual de cuidado que se prestó al interior, el estudio de arquitectura quiso que el paisajismo estuviera a la altura de las circunstancias. Una combinación de olivos, cipreses e higueras, discurren por los jardines e integran los distintos espacios al aire libre, desde la piscina a zonas de comedor o estar, con techos de cañizo y trepadoras que aportan sombra y frescor.

En cuanto a la decoración, encontramos una vivienda sencilla, con pocos elementos pero bien elegidos. El hall ya define lo que vendrá, una antigua silla de enea acompañada por dos cuadros del artista Detlef Baltrock y una sencilla alfombra redondeada de Tine K Home, son el preludio de una vivienda donde son pocas las piezas que se roban el protagonismo.

El salón o zona de estar, se compone de un sofá de B&B Italia con dos maravillosa butacas enfrentadas de Carl Hansen & Søn, cierra el conjunto una mesa de centro de anticuario y una lámpara de Marset.

La cocina, muy sencilla también, es típica de la zona. Con muebles de obra, baldas en lugar de armarios en la zona superior y en la parte baja, con puertas de madera. La cocina está contigua al comedor, con mesa y sillas de Vitra.

El baño principal es una de mis zonas favoritas, el revestimiento de la ducha a modo de guijarros es una obsesión que tengo desde hace muchos años, quizás yo la elegiría para el suelo en lugar de la pared (o incluso para ambos en la zona de la ducha), pero sin lugar a dudas, estaría claramente dentro de mis elecciones. El resto de lo que transmite ese baño es pura calma, no necesita más adjetivos. La escalera de bambú es de Let’s Pause.

Los dormitorios son también, un remanso de paz, con cierta mezcla entre lo nuevo y lo viejo. Las lámparas colgantes a los laterales de la cama del dormitorio principal, son antigüedades recuperadas por la propietaria. Los textiles son de Maison de Vacances y Organic Studio.

¿Verdad que viendo esta casa se os quitan las ganas de invierno?

Imágenes: LF91 / Info; Interiores Magazine

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

De oficina a casa familiar…

Cuando esta vivienda cayó en manos de Ramisa Projects, sus propietarios tenían muy claro lo que querían hacer. Gracias a años recopilando en carpetas de Pinterest todo aquello que les gustaba, llegaron con las ideas muy claras. Aunque no lo parezca, no se conservó nada de lo original, quedó un lienzo en blanco y hormigón desde el que partir y llegar a este bonito resultado final, justo lo que Marga (su propietaria) había estado guardando en sus carpetas de inspiración durante tanto tiempo.

No tengo muy claro si es que a todo el mundo le ha dado por lo mismo, o si soy yo la que lo voy buscando. Estos ambientes monocromáticos donde el hilo conductor son el blanco y los neutros, que tanta paz transmiten, cada vez se imponen en más decoraciones. Respecto a este tipo de tonalidades neutras, no hace falta que os diga que no pasarán de moda ni os cansarán por muchos años que pasen.

Por otro lado, otra tendencia al alza, la de abrir espacios, aquí también se ha utilizado. Se ha abierto la cocina al salón y al comedor, gracias a las cristaleras que dejan pasar la luz y en este caso han resuelto otro problema, el hecho de que la cocina era interior así que ahora se beneficia también de la luz que procede del salón. Por cierto, ¿habéis visto el suelo? Son azulejos artesanos de Mosaic del Sur, tienen un diseño maravilloso.

Dentro de la cocina hay una zona de office, aunque no es la definitiva. Me gusta ver que hay gente que piensa como yo, las casas hay que vivirlas y aunque está bien pedir consejo a un profesional para que te ayude a decorar, no hay por qué llegar hasta el último detalle ya que la casa te va pidiendo cosas según vives en ella, así que si te empeñas en ponerlo todo desde el principio, es posible que luego tengas que invertir el doble. No pasa nada por poner un «apaño» durante un tiempo hasta encontrar la pieza más adecuada. Las prisas no son buenas.

El punto cálido como siempre lo da la madera, al igual que las butacas de cuero u otras de fibras, e incluso los textiles de lino. Un precioso suelo de parquet de roble natural colocado en espiga recorre la casa, piezas a destacar como la preciosa alacena del comedor de Mestizo Store, o las sillas trenzadas de Sika-Design, lámparas de fibras de Let´s Pause, etc.

Gracias al cerramiento de la cocina, también se cuela la luz natural en el pasillo. En este espacio no hay elementos decorativos, no lo necesita, el parquet y las molduras son suficientes, tan sólo se han colocado unas preciosas lámparas Art Decó en blanco y dorado, luminarias que tampoco pasan de moda, son de L´amparas de Luz Vintage.

El dormitorio sigue la misma línea, calma en sus tonalidades y se repiten las molduras y el suelo de madera de roble. Junto al cabecero, enmarcando los apliques, se ha creado un marco de azulejo artesano con cierto brillo que le da un toque elegante. La gran lámpara de bambú es de Ay Illuminate, y los apliques son de Serge Mouille, la ropa de cama de Zara Home y Filocolore. La bonita cómoda que apoya en la pared que separa del baño es de Rue Vintage 74.

Por último en el baño, volvemos a la misma fórmula que el resto de la vivienda, todo es nuevo aunque tiene carácter antiguo. Así, el mueble bajo lavabo es un diseño de Ramisa Project.

Entiendo que lo único original del piso es la viga vista de hormigón que recorre el techo del salón, por lo demás he de decir que está realmente bien conseguido el efecto de una casa que parece que tiene historia, sus elementos arquitectónicos dan la impresión de haber estado ahí toda la vida ¿no creéis? Pero sobre todo, esta vivienda lo que me transmite mucha paz…

Imágenes: El Mueble

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Let´s Pause

De nuevo el mimbre, el esparto, el ratán y la madera, son los protagonistas de hoy en el blog. Pienso que en otra vida debí ser una mujer de campo (con pajita de trigo incluida en la boca :-)), no puedo evitar la atracción que siento hacia cualquier objeto de origen natural, de ahí que os traiga a menudo firmas que cumplen esta filosofía. La de hoy se llama Let´s Pause y hasta el nombre me resulta sugerente. En Let´s Pause podemos encontrar muebles y complementos artesanales de origen mediterráneo. Piezas hechas a mano que evocan la naturaleza, con un estilo que radica en la simplicidad de las cosas. Se busca la elegancia de lo sencillo.

Podría parecer que son piezas diseñadas para el exterior, sin embargo encajan a la perfección en interiores. En la web descubriréis varios hoteles (los llaman LP Hoteles), que se han servido de ellas para su decoración. Portugal, Girona, Barcelona o Formentera, son algunos de los destinos donde se pueden encontrar. ¿Sabéis lo que más me gusta de estas piezas? Pues precisamente que me recuerdan a destinos de vacaciones, a la pausa, al relax y sobre todo al buen tiempo. Así que ahora que el invierno está a punto de instalarse en nuestras vidas, para mí es más que bienvenida esa sensación.

Hablando de piezas naturales, porque también lo son, os recuerdo que todavía tenéis esta semana para participar en el sorteo de la cama individual TESTA, de muebles LUFE. Os dejo de nuevo la información en este link (y recordad, no vale sólo con dar a «me gusta» en la publicación que encontraréis del sorteo en mi fanpage de facebook, hay que compartir la misma también). ¡Suerte a tod@s!

letspause_1

letspause_2

letspause_3

letspause_4

letspause_5

letspause_6

letspause_7

letspause_8

letspause_9

letspause_10

letspause_11

letspause_12

letspause_13

letspause_14

letspause_15

letspause_16

letspause_17

letspause_18

letspause_19

letspause_20

letspause_21

letspause_22

letspause_23

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Los destacados de mi mail

Hoy quiero compartir con vosotros dos firmas que me han presentado esta semana y que no podían quedar olvidadas en mi mail. A pesar de que cada una se dirige a mundos distintos tienen un punto en común y es que ambas apuestan por lo artesanal, lo hecho a mano, característica que sabéis que admiro mucho.

Comenzaré hablándoos de Mr&Mrs. Morgan, bonito nombre para empezar. Se trata del proyecto de Héctor Muñoz y María Luisa Fabra, dos jóvenes diseñadores Valencianos que, a finales del año 2013, deciden compaginar su trabajo como estudio de diseño y dar rienda suelta a su creatividad, haciendo ilustraciones, pequeños objetos de decoración, libretas, cuadros… El proyecto más especial para mí son sin duda estos simpáticos cuadros hechos a mano, tan sólo con hilos de colores y clavos. Forman lustraciones de osos, elefantes, peces, perros,… me encanta la sensación de movimiento que proyectan al estar en relieve, como dicen los señores Morgan ;-) los dibujos cobran vida, les doy toda la razón.

Debajo de la galería de imágenes podéis ver un vídeo que ilustra el proceso paso a paso ¡no os lo perdáis!

 

Y vamos con la segunda presentación, Let’s pause, una firma que invita a la pausa (justo lo que necesito yo). Sus piezas son también de carácter artesanal, objetos que delatan su procedencia mediterránea, de líneas muy simples y que evocan a la naturaleza. Aunque pudiera parecer que son perfectas para un ambiente rural, que lo son claro está, gracias a su sencillez creo que pueden encajar con cualquier otro estilo.

Ahora mismo me apetecería coger la posición horizontal, sobre una de esas tumbonas de esparto, a ser posible mirando al mar y con el único pasatiempo de dejar los minutos pasar….

¡¡Feliz fin de semana!!