Blue Tiles…

Nada más ver la fachada, ya sabréis qué es lo que ha llamado mi atención de esta casa, ese frente de azulejo azul que nada hace pensar que nos encontramos en Londres. El arquitecto Grant Straghan del estudio Dedraft, se inspiró en las obras del artista londinense David Hockney, para la rehabilitación de esta casa de 1930, utilizando tonos relajantes como los que aparecen en sus obras, de ahí el azul o los rosas de los azulejos.

La casa se compone de tres plantas en cuya remodelación el propósito era crear espacios lo más abiertos posibles para permitir el paso de la luz natural. Empezó justo antes del comienzo de la pandemia por lo que la obra se demoró cinco meses en los que sufrieron retrasos, ciertas restricciones con algunos productos y faltas de stock en otros. Pero finalmente, obtuvieron su casa soñada.

Dentro, la vivienda se ve limpia, minimalista, casi monacal, cada vez me gusta más este concepto de menos es más, me transmite mucha paz mental. Quizás me falte algo de vida en ella, sobre todo en algunas estancias otras, sin embargo, las veo perfectas tal y como están.

Las paredes de yeso ayudan mucho a dar esta sensación de limpieza, aportan textura y a su vez, crean luminosidad. Por otra parte, la mezcla con la madera natural les da el toque cálido a las estancias. Precisamente el yeso fue una de las cosas que se hizo esperar debido a la pandemia, así como también las vigas que discurren por el techo de la cocina y el comedor, dando una sensación de confort espectacular.

En estas dos estancias, al igual que las vigas del techo, los muebles y el suelo también son de madera de abeto, proporcionando continuidad y contrastando con los muebles y la encimera de cuarzo en blanco brillante, de Caesarstone. Sobre la mesa de comedor, la mítica lámpara de Louis Poulsen y las originales luminarias colgantes sobre la encimera, son de Schneid Studio. El área de la cocina lleva un suelo de terracota más sufrido, y tras la isla, donde se encuentra la zona de comedor, pasa a ser de madera de abeto.

La mesa hecha de tablas de abeto Douglas, va acompañada de un banco de la misma madera, sobre éste se ha decorado la pared con cerámica blanca acanalada creando un contraste muy interesante.

La escalera de la misma madera, está fabricada de manera escultórica haciendo referencia a los trabajos de Alvar Aalto. Por ella se asciende al ático, espacio que se destinó a la suite principal de la casa, con un aspecto más que minimalista. Poco más que una cama y un espejo cumplen su función, le acompaña el baño acristalado al que se le han añadido unas bonitas cortinas azules que le dotan de privacidad.

El baño de las niñas tiene azulejos en dos tonos color rosa y el suelo de cemento, combinado con perfilerías en los cristales y griferías en negro. Se encuentra junto a sus dormitorios y un estudio en la planta media, a la que se accede desde abajo mediante una escalera de caracol que conduce también hasta el ático. En la parte superior de la escalera, se hizo un tragaluz para que esta bonita escalera, de madera Douglas, estuviera siempre iluminada.

Vista desde el patio trasero, puede contemplarse cómo los mosaicos azules han ido perdiendo color con la exposición al sol, haciendo que cambie la estética de la casa, e incluso que se transforme con las distintas estaciones. El color y la textura de los azulejos, contrasta con los ladrillos del resto de la fachada típicamente londinenses.

¿Ubicaríais esta casa en Londres al verla? A mí nunca se me hubiera ocurrido…

 

Imágenes: Nick Dearden Para: Dwell

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

10 Lámparas que no pasan de moda

Hacía tiempo que no os hablaba de iluminación y eso que es algo a lo que doy suma importancia. Tanto si se trata de luz natural como artificial, es fundamental a la hora de conseguir la atmósfera adecuada. Yo soy partidaria de tener varias luces de ambiente en lugares estratégicos para disponer de la iluminación necesaria en cada momento y sólo cenitales allá donde son estrictamente necesarias. Tampoco me gustan las luces muy blancas, me resultan frías, así que las limito a las zonas de trabajo como la cocina.

Hace unos días llegó a mi mail una tienda que no conocía ILUXIFORM. Son distribuidores de todo tipo de lámparas de diseño, con un catálogo de marcas realmente extenso. Aunque en el título del post os menciono sólo diez conocidas luminarias, si echáis un ojo a la web descubriréis muchos modelos más.

Casi todos estos modelos que os cito, han aparecido o los he nombrado en alguna ocasión en el blog (son iconos, que le vamos a hacer, pero además me encantan). Vamos con ellos:

Quién no conoce la famosa Lámpara Cesta de Santa&Cole. Disponible en varios tamaños y fácilmente transportable, puedes dejarla sobre el suelo o cualquier superficie, me encantan sus curvas y el toque de madera que le da un aire natural.

Indiscutible es el espectacular diseño de las PH de Louis Poulsen, pero además de su estética poseen otra bondad. Como os comentaba antes no me gustan las lámparas que deslumbran y en este caso, gracias a su triple pantalla, el haz de luz se desvía hacia los lados produciendo una mayor sensación de confort.

Pocas presentaciones necesita la Tolomeo de Artemide diseñada en 1986 por Michele De Lucchi y Giancarlo Fassino. Aunque su versión más conocida es la de sobremesa, podemos encontrarla también de pared, en tamaño XXL e incluso para el exterior. Su brazo completamente articulado facilita su uso y adaptabilidad, de ahí que sea tan cómoda.

No es la primera vez ni será la última que aparece la lámpara AJ de Louis Poulsen en el blog, siempre estuvo entre mis favoritas (eso sí, en la versión de pie, la de sobremesa me atrae menos). Fue diseñada en 1957 para un hotel de Copenhage por Arne Jacobsen y supuso una evolución a las existentes luminarias de despacho, dando paso a nuevas formas más estilizadas, modernas y elegantes.

Otra archiconocida, la lámpara Arco de Flos, diseño de Achille y Pier Giacomo Castiglioni en 1962. Se caracteriza por su pesado pie de mármol y su circular estructura de acero y aluminio que le da nombre. Hay que tener cuidado con este modelo, ocupa bastante así que necesita el espacio suficiente para poder ser admirada en su totalidad.

La lámpara o el plafón Balloon de Estiluz, me parecen perfectos para habitaciones infantiles por su divertido diseño que simula un globo suspendido con su bonito cordón rojo bajo la luz (aunque el color del cordón es personalizable).

La lámpara NUT de LZF, fue diseñada por el español Miguel Herranz. Personalmente me encanta su diseño en chapa de madera natural, aunque está disponible en otros 11 acabados. La fabricación se basa en la torsión de dicha madera realizada a mano.

Tengo sentimientos encontrados respecto a la lámpara GUNS de Flos, diseño de Philippe Starck. Realmente creo que no sería una pieza que elegiría para mí, pero tiene su gracia ¿no? y se ha conseguido colar entre las más deseadas. La base es de aluminio fundido a presión con acabado en oro de 18K, aunque también la hay en versión plateada.

Otro clásico perfecto para dar luz de ambiente en un salón, la lámpara TRIANA de Metalarte, diseño Ramón Úbeda & Otto Canalda. Sus patas en forma de trípode no pasan de moda, aunque como veis no os tenéis por qué ceñiros a un color aburrido ¿Os atrevéis con el amarillo?

Por último un diseño más contemporáneo de la firma ALMALIGHT. Curiosamente aunque la estética es más moderna, esta firma catalana apuesta diseñadores locales, proveedores de proximidad y producción artesanal. En concreto esta luminaria se llama DOUBLE 1 CUBO CRISTAL, diseño de Sam Mey. Esta misma firma tiene diseños similares en suspensión con hasta 19 bolas de cristal.

¿Con cuál os quedáis?…

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Estudio VilaBlanch

Para terminar la semana me gustaría compartir con vosotros una auténtica joya. Se trata de un proyecto ejecutado por el Estudio VilaBlanch, la rehabilitación de una vivienda centenaria que incorpora un claustro de más de 500 años de antigüedad y que a su vez fue intervenido por Antoni Gaudí. Nos encontramos en el barrio Gótico de Barcelona.

La vivienda fue adquirida por un matrimonio, ella catalana y él danés. Fueron muy conscientes del valor arquitectónico e histórico de la misma, de todo lo que ésta podría ofrecerles gracias al claustro, al patio y a la glorieta (obra del propio Gaudí). Los requisitos para acometer los trabajos de rehabilitación fueron en primer lugar, respetar los elementos arquitectónicos y estructurales (como los capiteles del claustro, las ventanas y balconeras, la puerta de entrada tipo morisca,…); en segundo lugar, buscaban espacios neutros y tonos blancos; por último y acorde a lo anterior, el resultado debía ser de corte minimalista, inspirado en el estilo nórdico pero introduciendo elementos y piezas contemporáneas. Ejemplo de ello fue el suelo de pino Douglas, traído exprofeso de Dinamarca o el mobiliario de firmas y diseñadores tan reconocidos como E15, Louis Poulsen, Living Divani, Flos y un largo etcétera.

Además del maravilloso claustro perteneciente al Convento de San Agustín, y que ahora hace las veces de salón de la vivienda, merece mención aparte la glorieta (en la actualidad zona de juegos). En origen la casa era propiedad de la marquesa de Castelldosrius e hija de Eusebi Güell. Fue construida en 1885 y reformada entre 1901 y 1904 por el gran arquitecto del modernismo catalán, Gaudí. Es allí donde intervino creando este espacio anexo al salón para albergar el gran piano de cola de Isabel Güell.

Si tenéis curiosidad por conocer todos los detalles sobre la rehabilitación de esta impresionante vivienda, no dejéis de visitar la web del Estudio VilaBlanch. Por no mencionar el resto de trabajos, también de diez.

Antes de irme, volver a recordaros el sorteo que tenemos entre manos, no dejéis de participar (toda la info: AQUÍ).

¡¡Feliz fin de semana!!

estudio_vilablanch_2

estudio_vilablanch_1

estudio_vilablanch_3

estudio_vilablanch_4

estudio_vilablanch_5

estudio_vilablanch_6

estudio_vilablanch_7

estudio_vilablanch_8

estudio_vilablanch_9

estudio_vilablanch_10

estudio_vilablanch_11

estudio_vilablanch_12

estudio_vilablanch_13

estudio_vilablanch_14

estudio_vilablanch_15

estudio_vilablanch_16

estudio_vilablanch_17

estudio_vilablanch_18

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Esteban y Villuendas

Nada como navegar por internet cuando algo te gusta para sacar más información, sobre todo cuando la propia fuente no te la da. Me explico, si vais a la web de Esteban y Villuendas, veréis fotos, muchas fotos, imágenes de sus increíbles proyectos pero nada sobre ellos. Gracias a Dios siempre aparece alguien que nos revela la información que necesitamos, en este caso me estoy refiriendo a la Revista Nuevo Estilo ¿qué haría yo sin ellos? En su completo reportaje encontraréis todo lo que se refiere a este estudio de interiorismo madrileño, para los que os pueda interesar.

Yo como siempre os cuento mi visión. Me fascina la composición de los espacios, el orden que me transmiten las simetrías, los colores y texturas serenas, y sobre todo algunas piezas que para mí con claves ¿me cansaré algún día de la mesa Tulip? (no lo creo) y ¡cómo queda bajo la lámpara PH Artichoke, de Louis Poulsen!, ¿habéis visto las preciosas butacas de la segunda imagen? (que ahora gracias a Nuevo Estilo, sé que son de Tiempos Modernos), por poner dos ejemplos. Tampoco se quedan atrás ciertos elementos arquitectónicos como los suelos de baldosa hidráulica o las columnas que dividen el dormitorio, ambos en la casa de la plaza de San Ildefonso, espectaculares. ¿Qué opináis?

Recoletos

Estudio Esteban y Villuendas

Estudio Esteban y Villuendas (más…)

Inspiración escandinava

Ayer hablaba en el post de Mint que sus productos me recordaban al estilo escandinavo. Hoy sigo con este estilo de la mano de dos firmas SKANDIUM y SWEDESES.

La primera es una empresa dirigida por tres escandinavos con sede en Londres. Representante exclusivo en Reino Unido e Irlanda para las marcas de Asplund, iittala, Le Klint, Marimekko, Muuto, Wallén Pia y Woodnotes; así como distribuidor exclusivo en Reino Unido de la marca de iluminación Louis Poulsen. Las primeras imágenes son ambientes decorados por la firma y las siguientes, pertenecen a la tienda, un lugar donde me encantaría perderme.

Swedese es un productor sueco de muebles clásicos, con una filosofía inamovible durante los últimos 60 años, producir muebles que perduren en el tiempo y con clara inspiración escandinava. Entre sus diseños se encuentra la silla Lamino que data de 1956, todavía se fabrica y se vende en todo el mundo. En el año 1999, esta silla fue votada como el mejor Diseño sueco de Mobiliario del siglo XX por el Organismo Sueco de Interiores.

No me importaría nada un viajecito a Londres y otro a Suecia y conocer estas firmas de primera mano. Soy una incondicional de este estilo…

SKANDIUM

SKANDIUM

SKANDIUM

(más…)