Made.com por fin llega a España

Quizás soy una visionaria en esto de las firmas. Os hablé de Made.com allá por 2011 en este post, me llamó la atención su bonito mobiliario, su buen diseño, que fuese funcional y tuviese precios razonables, aunque la realidad era que sus productos aún no llegaban a España. Pues ahora estamos de suerte porque hace unos días la revista AD anunciaba que la tienda online que arrasa en Reino Unido, ha llegado a nuestro país después de haber sido probada con éxito en otros países europeos como Francia, Alemania, Suiza, Bélgica, Irlanda, Países Bajos, Austria,… ¿Por qué será que siempre nos dejan para el final, con lo majos que somos los españoles?

Os he traído una pequeña selección de entre su extenso catálogo, pues trabajan con más de cien diseñadores reconocidos, distintos fabricantes y artesanos, al hacerlo sin intermediarios pueden ofrecer sus productos a precios competitivos. Las colecciones cambian prácticamente cada semana pues las piezas tienen mucha rotación, es más, si entráis en la web veréis que os informan de cuántas unidades quedan de cada una, no sea que te lo pienses demasiado y cuando vuelvas a ella haya volado ;-)

Complicado elegir entre tanto producto, pero estos han sido mis flechazos de la semana, tendré que volver en unos días para ver qué hay nuevo por la web.

Para los seguidores de tendencias este sofá y butaca las cumplen a rajatabla. Color rosa empolvado, líneas redondeadas que nos recuerdan a los años 50, las patas en lugar de ser en madera o metal (como acostumbramos a ver), son en cobre, un giro más a lo “hollywoodense”. El sofá se llama Moby y cuesta 749€.

Apuesto por sillas originales, un poco cansada de ver siempre lo mismo. Esta me ha parecido distinta a la par que su respaldo circular se me antoja cómodo, de los que te sujetan bien la espalda y creedme si os digo, yo que padezco de bastantes dolores de lumbares y cervicales, es algo que tengo muy en cuenta. La silla se llama Carver Panos y cuesta 229€.

No es una cuestión de vanidad sino más bien de practicidad. Incluso para las no coquetas como yo, viene bien tener un tocador, porque ¿quién no tiene pendientes, anillos y complementos varios? Pero lo mejor de todo, dejando una pequeña distancia que permita abrir los cajones laterales, puedes ponerlo junto a la cama y usarlo también de mesilla de noche. Un dos en uno oiga, no está mal ¿no? Se llama Ada, lo hay en roble claro (como en la imagen) y en oscuro, tú eliges, su precio 439€.

No es que sea yo muy de brillos, pero claro veo esta cómoda precisamente con MI AZUL y qué os voy a decir, “me la pongan para llevar por favor”. En realidad no sólo el color me atrae de ella, le doy mucha importancia al tamaño de los cajones. No me gustan las típicas cómodas con un montón de cajoncitos estrechos que al final no sirven para nada porque caben cuatro prendas, prefiero menos cajones pero más amplios, como en este caso. La cómoda se llama Silas y su precio es de 379€.

Lo de las camas tiene su aquel. Yo últimamente me debato entre cama con o sin cabecero y en el caso de que sea con, de qué tipo, ¿fibras, hierro, tapizado,…? hay tanto donde elegir. Entre los que ofrece made.com me he decantado por la Cama Ormond con espacio de almacenaje. Debo ser daltónica porque dice que está tapizada en color azul mar y yo la veo verde :-) El tema del almacenaje bajo la cama es un plus, lo digo por experiencia, no sabéis la de cosas que caben bajo un colchón. Su precio es de 999€.

Amantes del estilo nórdico, que me consta que sois muchos. Como la iluminación es un mundo y cuesta tanto elegir porque hay demasiadas cosas bonitas y la elección final la haremos en base al espacio al que destinaremos la luminaria, he elegido esta lámpara como ejemplo. Cómo os gusta más ¿en blanco o en mint? Es bonita por su simplicidad, me gusta el contraste con la madera natural, la veo perfecta para un comedor informal o incluso sobre una isla o península. Se llama Albert y su coste es de tan solo 59€.

Dicen que este fin de semana se desploman las temperaturas, así que mejor estar prevenidos. Las alfombras, por pequeñas que sean, abrigan. Nada más acogedor que entrar en casa, descalzarte sobre una bien mullida y tener un lugar donde dejar tus cosas. El resto de artículos que veis en la imagen también los podéis adquirir en la web. La alfombra de pasillo se llama Rohan y cuesta 49€, y si os da miedo el rosa por aquello de que se ensucia con más facilidad, la podéis encontrar en gris oscuro (también en tamaño grande).

Mesas de centro que aportan soluciones. Ideal para pisos pequeños y sin olvidar un bonito diseño. La parte inferior es de latón color dorado, donde puedes dejar revistas, libros, los mandos de la tele y otros artículos de decoración. Su parte superior es de madera de mango (aunque puedes encontrarla en otros acabados), con zona de almacenaje para todo aquello que no queremos que esté a la vista y tablero elevable para poder comer en el sofá con una postura confortable. Se llama Lomond y cuesta 439€

Me pierden los bancos que simulan las antiguas telefoneras. Para ser algo crítica esta me parece algo sencilla, me gustan más otras que he visto como la que publiqué aquí (la primera imagen). En cualquier caso, es un mueble versátil que puedes colocar tanto en la entrada de casa, como en el salón e incluso en el dormitorio (no hay por qué mantener su antiguo uso, como si quieres poner una lámpara encima en lugar de un teléfono ¿no crees?). El mueble se llama Jenson y su precio es de 299€.

¿Necesitas un extra para almacenar? (perchero, burro,… llámalo cómo quieras), al menos que sea con estilo, este de cobre se puede lucir incluso en mitad del pasillo, ¡qué bonito es! Incluye además una bandeja donde podrás dejar complementos como el bolso. Se llama Alana y su precio es de 249€.

Y hasta aquí mi selección ¿qué te ha parecido?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 589 seguidores

 

 

Vuelven los tocadores con fuerza

Aún recuerdo cuando era pequeña e iba a casa de mis abuelas o de mi tía abuela (que para mí era la tercera porque ejerció como tal), todas ellas tenían en sus dormitorios esos preciosos tocadores antiguos llenos de artilugios de belleza que a mí me fascinaban y eso que de peque yo era bastante “chicazo”. ¿Os acordáis de cómo eran aquellos frascos de perfume? esos preciosos botes de cristal tallado de los que prendía una cuerda con una especie de bola blandita en su extremo que había que apretar para que saliera el contenido, ¡ainss! cuánto perfume habré despilfarrado de mis abuelas en mi infancia por el simple placer de apretar la bolita y ver cómo salía la fragancia :-) ¿Recordáis también los cepillos de pelo nacarados o de plata que adornaban los tocadores? y digo adornaban porque aunque nunca los usé, creo que esas piezas tan delicadas jamás hubieran podido con mi maraña de rizos, pero qué bonitos eran. El caso es que antaño era frecuente ver tocadores en las casas, una costumbre que se ha ido perdiendo con el tiempo supongo porque precisamente es de lo que carecemos, así que el arte de embellecernos se suele ver reducido a cinco minutos en el baño y por supuesto de pie, una pena señores.

Pues bien, según este artículo de la revista AD los tocadores vuelven con fuerza impulsados por la corriente “slow life”, aunque soy algo escéptica en este sentido porque conozco a poca gente que de verdad pueda presumir de una vida verdaderamente slow. En mi entorno no sé de nadie que tenga un tocador en casa y eso que tengo amigas bastante coquetas.

Por si sois de las que os gusta seguir las tendencias o queréis daros el capricho de tener un rincón “beauty” para dedicaros unos mismos, os traigo un montón de firmas donde podéis encontrar tocadores. Conste que no son como los de antes, los que os enseño son más modernos. También veréis ideas crear vuestro propio corner de belleza, porque si nos ponemos en plan prácticos en realidad con un pequeño escritorio (si tiene cajones mejor) y un espejo sobre éste, sería suficiente. Y para los que podáis pensar que el espacio es un problema, os traigo uno en versión mini, plegable, que una vez usado se queda recogido en la pared como si de un armarito se tratase (no es lo mismo ya lo sé, pero cumple su función). Además de las firmas que os he mencionado, también he seleccionado alguna que otra imagen de inspiración. Yo por mi parte seguiré maquillándome (cuando lo hago), en el baño, de pie y en cinco minutos; prefiero quedarme con el dulce recuerdo de los tocadores de mis abuelas.

¡Feliz fin de semana!

Tocador Sphere de Portobello Street

Tocador Salome de Maison du Monde

Tocador Blush de Maison du Monde

Tocador VENERE de Gallotti&Radice

Tocador Ren de Poltrona Frau

Tocador Kara de Natevo

Con este tocador ningún ángulo de la cara quedará descuidado ;-) Para las más coquetas y coquetos, que ellos también tienen derecho.

Tocador CHANDLO de BD Barcelona

Tocador FLÄPPS SCHMINKTÄNK de AMBIVALENZ

Especial espacios mini.

Tocador W1 de ODESD2

Escritorio y tocador, dos en uno.

Tocador Songmics en Amazon

Inspiración

Esta monada con formas redondeadas se vendía en Urban Outfitters por desgracia ya no está disponible.

Consola de Wayfair con espejo encima (vía: Mr. Kate)

Mesa escritorio de Ikea utilizada a modo de tocador.

Otro truco para ahorrar espacio y tener dos funciones, sustituir la mesilla de noche por un tocador.

De nuevo tocador y mesa de trabajo, dos en uno.

Fotos inspiración de mi panel de Pinterest: Bedroom
Imagen portada Westwing

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 589 seguidores