Sueño con Nueva York…

Llevo días soñando con Nueva York, a mi 46 años aún no he estado, miento, sólo en el aeropuerto haciendo transbordo pero supongo que eso no cuenta o al menos a mí no me vale ;-) Sin embargo mi hija mayor se fue la semana pasada con su tío a darle una sorpresa a mi cuñada y a su prima que están pasando allí el curso escolar, suerte que tienen algunas. Ainss, lo que no se haga por un hijo… Cada día tienen a bien compartir un álbum de fotos que están creando del viaje, algo que agradeceré eternamente, y no sólo por ver cómo disfruta mi hija de su experiencia, también es una manera de transportarme virtualmente allí con ellos, vete tú a saber cuándo tendré la oportunidad de ir. Ya os he comentado alguna vez que no he tenido demasiadas oportunidades para viajar, cierto es que he hecho algún que otro viaje bastante exótico o fuera de lo común, pero conozco poco mundo y casualmente las ciudades más visitadas o típicas como Nueva York, Londres o París, son las que sólo he pisado sus aeropuertos ¿un poco triste, no? Bueno, aún soy joven y estoy a tiempo de cambiar esto :-)

Como no podía ser de otra manera, hoy nos vamos a NY, al barrio de Tribeca, os pongo en situación. Los propietarios vivían en un apartamento en la misma zona, pero necesitaban algo más grande y definitivo, para ellos y sus dos hijos. Encontraron este espacioso loft diseñado por el estudio Sissy+Marley que además se encontraba nuevo, pero quisieron hacerlo suyo personalizando algunos de sus espacios con trabajos por ejemplo de carpintería a medida.

El mayor desafío fue la amplitud del salón. Para hacer que un espacio tan grande resulte acogedor, es necesario acotarlo por áreas. Para ello destinaron una zona a la televisión junto a la chimenea, a las espaldas del sofá se creó otra zona de relax y juego, y por último al final de la estancia, el comedor. Unificaron todo mediante el color, una paleta en tonos neutros que hace resaltar las obras de arte que atesoran los propietarios. La cocina, que forma parte del salón, tiene forma en L y cuenta con una gran zona de office y una isla central, toda ella es un diseño hecho a medida.

De ahí pasamos a las zonas privadas, el amplio y luminoso dormitorio principal se puede permitir una gran cama con dosel en color negro sin resultar pesada, enmarcada por una mullida alfombra bereber a tono con el resto de la habitación. Un increíble vestidor permite que todo quede en orden, y para terminar la suite encontramos el baño principal, que sigue el mismo estilo en cuanto a materiales y gama cromática.

Encontramos después las habitaciones infantiles y de juego, muy neutras como el resto de la casa, aun así con muebles que hacen servicio a los pequeños inquilinos, son funcionales sin perder un ápice de diseño, con claro y marcado estilo nórdico. Cada vez me gusta más el espejo Half Moon Mirror de Ben & Aja Blanc con el que cierro el post, una pieza que viste cualquier espacio.

Y hasta aquí la visita a esta maravillosa casa, yo seguiré hasta el lunes pegada al ordenador muriéndome de envidia (sana) con las fotos que veo del viaje de mi hija. Y aunque para nosotros sea un esfuerzo económico grande, doy gracias por poder ofrecer de vez en cuando a mis hijas experiencias como estas, porque son las cosas que te enriquecen en la vida, esos recuerdos que quedan para siempre, aprendizajes que no se olvidan jamás.

Imágenes: Elle Decor y Sissy & Marley

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

El antes y el después de mi baño

Espero que no tengáis demasiadas expectativas sobre el cambio, sólo vengo a contar mi experiencia de algo que a priori había leído cientos de veces en internet que era muy sencillo y que para mí sinceramente no lo ha sido. Quizás sea mi inexperiencia, pero cuando veo que la gente es capaz de pintar los azulejos de su baño o cocina en tan solo dos días no entiendo cómo lo hace, a mí me ha costado dos semanas. Se me ocurren tres cosas, o bien lo han hecho con ayuda, o sus baños son mucho más pequeños o yo soy un poco inútil :-)

Este chalet lo compramos sobre plano y estrenamos nosotros hace 15 años, los materiales eran los que puso la constructora en su día, a mi juicio con poco criterio (calidad media pero además con poco gusto). ¿Qué les hubiera costado poner un color menos comprometido en un baño principal? podrían haber puesto un tono neutro en lugar de un verde “moco” (perdonad la expresión, pero es con lo que he convivido durante 15 largos años). Qué arriesgados estos constructores, se ve que pillaron una buena oferta por aquellos azulejos.

Total que a pesar de que me dedico a hacer obras, como las tengo pagar como todo hijo de vecino y ahora mismo no puedo, pensé en liarme la manta a la cabeza y pintar los azulejos, animada por la experiencia de tanta gente que afirmaba que el trabajo era rápido, sencillo y barato.

Mi idea original no era la que veréis, tenía pensado pintar las paredes en un gris claro y al suelo subirle la tonalidad de gris, ya que teniendo luz natural me lo podía permitir. En Leroy Merlin me recomendaron para suelos y paredes la marca Syntilor, pero resulta que el gris de las paredes sólo lo había en botes pequeños de medio litro y con eso no me llegaba para nada. De ahí mi cambio al blanco, cuyos recipientes son de 2 litros y supuestamente cubrían 24 metros cuadrados. Y digo supuestamente porque tuve que volver a Leroy dos veces más, necesité otro bote de 2L y uno más de medio. Mi teoría es que al ser el azulejo original en verde, he tenido que dar más capas blancas para que la cubrición fuera total, porque con el gris del suelo con sólo una capa ya no había ni rastro del verde. Un solo bote de 0,75 litros y un rendimiento total de 12L/m2 me ha dado para dos capas, todo el suelo y la encimera de obra.

Una vez comprada la pintura y los materiales necesarios, que os describo más abajo, empieza la fiesta. Os cuento los pasos a seguir:

  • Lo primero de todo, limpiar el baño a fondo con aguarrás, para que los azulejos y juntas estén lo más limpios posibles.
  • Proteger todo aquello que no queramos que se manche. Mi primer error fue comprar sólo cinta de carrocero, os recomiendo comprar plásticos y cinta de carrocero de la que lleva papel a continuación para tapar cuanto más mejor, así no os tendréis que arrepentir luego de las manchas que habéis dejado por el camino (he pasado más de un día rascando pintura de donde me había salido y aún me queda, lo veréis en las fotos, pero de momento me he quedado sin fuelle).
  • Empezamos a pintar por las esquinas, mejor con un pincel o una brocha de espuma, para seguir a continuación por toda la superficie del azulejo con un rodillo especial de espuma también (el de color naranja que os muestro en la foto). Y así una capa tras otra respetando los tiempos de secado que indica el fabricante de la marca de pintura que hayáis elegido. Respecto a la cenefa no hay nada que hacer, el color se tapará pero el relieve nos seguirá acompañando, aún así queda mucho más discreto.
  • Para pintar el suelo, toca proteger la parte baja de la pared, los muebles y sanitarios y empezamos por una esquina del baño y después por la otra hasta llegar al centro (cuidadín no os quedéis atrapados ;-))
  • Para terminar ya sólo queda limpiar (o como en mi caso, rascar por donde os hayáis salido) y decorar al gusto. Yo ya que estaba cambié también la iluminación por led, pero eso fue todo.

Estoy contenta con el cambio porque ya no me quedo bizca cada vez que veo ese horrible verde, pero dista mucho de lo que quisiera. Los sanitarios no son blancos, así que el contraste es un tanto feo (de ahí que quisiera poner gris). También el mueble que diseñé a medida hace 15 años, es de color crudo por lo que ahora tampoco le va mucho, además de estar algo deteriorado por la humedad en su parte inferior. En fin que para que quedara bien del todo habría que cambiar más cosas, pero por el momento tendré que vivir con lo que tengo unos cuantos años más.

Os dejo con las imágenes, por supuesto acepto cualquier crítica constructiva, recordad que no soy profesional y que veréis sitios donde se me ha ido la brocha (nada que no pueda solucionar cualquier día con un cúter y paciencia, pero de momento estoy cansada) así que ahí va con sus imperfecciones incluidas. No, no es un baño Pinterest, es mi baño y es real :-)

Después

  1. BLANCO SATINADO SYNTILOR
  2. Pintura para suelos GRIS CENIZA SYNTILOR
  3. Cinta de carrocero
  4. Cubeta
  5. Pincel
  6. Bocha de esquina de espuma
  7. Pincel para pintar detrás del radiador
  8. Rodillo de espuma

Serie Flut INSPIRE

Antes

Imagen portada: La casa de los azulejos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La casa del interiorista Carles Ruiz Carrión

Parece que lo bueno se hace esperar. Hoy quería escribir el post sobre nuestra última reforma integral, así que ayer dejé casi todo preparado para que así fuera, sólo me quedaban las fotos del “después”, lo más importante vaya. Al llegar a casa del cliente para tomar las fotografías faltaba un pequeño detalle de carpintería en la cocina, así que me senté en el comedor con mi querida clienta y estuvimos charlando un rato en lugar de hacer fotos, preferí esperar a que todo estuviera terminado para hacer un post en condiciones. Aunque no os negaré que me puede el ansia, ha quedado todo tan bonito que me muero de ganas de enseñarlo…

Menos mal que siempre encuentro preciosas casas para compartir de donde poder sacar mucha inspiración. Empieza a preocuparme que últimamente casi todas son de Barcelona, y no porque tenga nada en contra de la ciudad condal, pero me hace replantearme si debería cambiar mi lugar de residencia ya que tanto me atraen las construcciones de allí ;-)

La de hoy además de vivienda también es el estudio del interiorista Carles Ruiz Carrión, por lo que su casa sirve como escaparate. El espacio se divide en dos plantas, a pie de calle se encuentra la parte de trabajo, es decir, la oficina como tal y es el lugar donde está la cocina que se destina tanto a su propio uso, como también a modo de showroom para sus clientes. El piso inferior es la zona más privada de la vivienda, un espacio abierto donde discurre la sala de estar que se separa del dormitorio tan sólo mediante unas estanterías de Ikea. Bajo la escalera podemos ver otra pequeña zona de trabajo, en la misma planta se encuentra el baño y una maravillosa terraza.

La arquitectura es casi lo más impactante, los techos dan sensación de encontrarse en una cueva y sus curvas, contrastan con las líneas rectas de los muebles. Al estar un piso por debajo de la línea de calle no hay demasiada luz natural, algo que se ha resuelto gracias a la paleta de colores suaves predominantes y a una acertada elección de luz artificial (como los focos que alumbran al techo y hacen rebotar la luz).

El mobiliario en general es sencillo, mezcla de piezas de diseño como las sillas de Magis Design, la lámpara que se encuentra junto al sofá de Artemide, o el sofá de Temas V, con otras de firmas más económicas como Ikea o Zara Home, e incluso algunas restauradas (como la mecedora) o hechas a medida. Un mix equilibrado y un conjunto de lo más acertado.

Lo que ha llamado mi atención de esta casa obviamente es su arquitectura, pero de nuevo el patio ha terminado por robarme el corazón.

Vía: Apartment Therapy / Imágenes: Lula Poggi

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Una joya en Barcelona…

Tenemos una primavera avanzada, tanto es así que me parece sospechosa, me da en la nariz que en mayo estaremos con bufanda castigados con el frío que todavía apenas hemos pasado este invierno. Así estamos que entre gripes y alergias no hay quién se aclare, la realidad es que la lluvia nos vendría muy bien, pero si no fuera por los problemas que ocasiona yo compro estos rayos de sol y estas temperaturas durante todo el año. Los jardines y terrazas empiezan a despertar y apetece estar más tiempo disfrutando del exterior.

De ahí que os traiga esta joya en el centro de Barcelona, cuyo gran valor para mí es poder disfrutar de dos terrazas viviendo en una gran ciudad, sin duda esto es calidad de vida. El proyecto de reforma fue ejecutado por el estudio de Meritxell Ribé – The Room Studio para una familia de cuatro miembros y su mascota. Querían algo sencillo y atemporal con espacios visualmente conectados que se consiguieron gracias a las grandes cristaleras con perfilería en negro, que le da un cierto aire industrial. Estos cerramientos, conectan interior y exterior, permitiendo que las vistas del jardín se cuelen en el salón. Muchas de las piezas están hechas a medida por el propio estudio, como la estantería o la mesa de centro, el sofá es de la firma Bonaldo y la alfombra de Francisco Cumellas. Cierran el espacio dos preciosas butacas Butterfly de cuero.

Cocina y salón-comedor se separan visualmente por el cerramiento de cristal, y excepto por el suelo (hidráulico en la cocina y roble en el salón) el resto de materiales siguen la misma línea en ambos espacios para que el conjunto se vea uniforme. La preciosa mesa de comedor de hierro y madera es de Francisco Segarra. Dentro de la cocina, de la firma Diésel, un comedor más pequeño e informal, hace las veces de office.

Saliendo del salón está lo que para mí es la joya de esta casa, la terraza, con una zona cubierta por una pérgola para comer y otra abierta con asientos para relajarse. Todo un oasis en la ciudad, con mobiliario de Kettal.

Subiendo la preciosa escalera con luces empotradas, encontramos el dormitorio principal que cuenta con una gran bañera de cobre exenta de la firma Devon & Devon. La paleta de colores sigue siendo la misma que en el piso inferior, textiles claros, maderas y apliques o lámparas negras. La cómoda situada entre los armarios, que se han realizado con madera recuperada, y la cama, delimita la zona de vestidor y divide ambos espacios. Tras los armarios se encuentra el cuarto de baño donde se combinó el microcemento en ducha y paredes, con baldosa hidráulica a modo de alfombra central, y como almacenaje aprovechando el retranqueo de una mocheta, se situó una estilizada estantería String.

Los muebles del cuarto infantil están diseñados por el propio estudio de Meritxell Ribé a medida, se le añadió un aplique Jieldé siguiendo el mismo corte industrial del resto de la casa, los textiles son de Mik MaxJunto al dormitorio, un rincón de juegos complementa la estancia.

Como veis la casa es perfecta para una familia de cuatro miembros, nada ostentosa, relajada y serena, creo que no le pondría ni le quitaría nada, me gusta tal cuál es. El patio, lo que más :-)

Fotografía: Mauricio Fuertes / Imágenes: Mi Casa Revista

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Visita a Casa Decor

En mis manos tengo el catálogo de Casa Decor, son más de 300 páginas explicando lo que puedes encontrar en las cinco plantas del edificio de Núñez de Balboa 86. Como comprenderéis es imposible resumir en un post cada uno de los espacios, enseñaros uno por uno, hablar de cada interiorista, de cada firma implicada, de todos los detalles, así que más bien os contaré mi experiencia, mi visita, porque estos eventos son para vivirlos, no tanto para contarlos o ver fotografías.

Ya os comenté que pensaba que lo tenía todo visto, que creí que nada me iba a sorprender, porque a veces las redes nos hacen un poco “spoiler”, es como si te contaran el final de una película o un libro sin haberlo visto o leído, pero en este caso nada más lejos de la realidad. En una foto no puedes apreciar una textura, no puedes tocar un sofá, no distingues un papel pintado de una tela (incluso allí me costaba a veces), no puedes oler la madera, ni escuchar el sonido del agua, ni apreciar lo que la domótica puede hacer por ti, así que señores a quién le interese de verdad “sentir” que vaya a Casa Decor y si simplemente quieres coger ideas, una imagen servirá.

A rasgos generales esta edición deja muy claras las tendencias:

Blanco ¿qué es el blanco? si eres un fanático del no color, olvídate porque lo que se lleva es todo lo contrario, igual es todo un poco loco, como el espacio “Punk Revolution” de Miriam Alia o el “Wonder Galaxy” de Patricia Bustos, que creo que son los que más llaman la atención en cuanto a color y extravagancia, pero hay muchos más. Son pocos los espacios reservadas sólo a los neutros o negros, el que más me gustó fue el dormitorio con baño y vestidor de Marisa Gallo “Master Queen” (allí era donde los sistemas de Hager hacían la magia, adaptando la estancia a varios escenarios, más o menos íntimos según las necesidades).

Los terciopelos siguen estando muy presentes, no sólo tapizando muebles también se pueden ver en paredes, como en el espacio de Manuel Espejo “The art of Living Frigicoll”, otro de mis favoritos, por un lado por su elegancia y serenidad y por el otro por el enorme espejo convexo de mi amigo Alejandro de la Torre al que llamé desde allí para confirmar que era suyo, aunque no podría ser de nadie más porque sería un plagio y lo distingo tan bien como que tengo el mismo espejo sobre la chimenea de mi salón, imposible darme gato por liebre.

Nuestros amigos de Portugal siguen estando presentes y espero que sea por muchos años más, ya sabéis mi admiración por el país luso. Este año el responsable de llevarles a lo más alto ha sido Erico Navazo con su espacio “Embajada de Portugal”, un salón donde se plasma la tradición y la artesanía, donde no falta la típica cerámica portuguesa. Me gustó mucho que la mayor parte de la pared estuviera recubierta de corcho, ¡ah! y la preciosa lámpara que sortean, por fin la vi y es más bonita en directo que en Instagram, así que ojalá que me toque, que yo ya le he hecho hueco en el salón :-)

En cuanto a cocinas, empezamos viendo la de Deulounder y allí podría haber acabado nuestra visita, increíble (cocina, despensa, salón, comedor,…) todo en uno, blanco, madera y gris, tradicional y súper acogedora. En el resto de cocinas vimos muchos materiales nobles como el mármol, madera, granito, cobre,… con muchas ideas de almacenaje, casi siempre oculto por aquello de que cada vez integramos más los espacios. Una cocina me gustó en especial, la vi diferente a las demás, espacio Scavolini “La vida de Carlota”, de Ignacio Marco y Eduardo Marco, me encantó su diseño industrial con piezas que hacían un guiño a los tornillos.

Orac Decor lleva ya muchos años participando en Casa Decor, pero creo que es el año donde he visto más creatividad en lo que se refiere a molduras y cornisas. Estaban por todas partes, haciendo diseños geométricos, otros más clásicos, rosetones que parecía que llevaban allí toda la vida, todas las paredes tenían algún tipo de textura. Y por supuesto, si las molduras no eran la causa, los papeles pintados, las telas o los murales se dejaban ver también en cada espacio. Menuda tarde le di a mi amiga Carla de The Deco Soul intentando averiguar de qué se trataba, había veces que difícilmente podíamos intuir si era una cosa u otra, había que tocar :-)

Entre las imágenes veréis una foto de ambas en un momento divertido de la tarde, el espacio se llamaba “El baño del hombre invisible” de Alejandra de la Hoz, os juro que me dio miedo no verme reflejada en un espejo, parecíamos vampiros, no me atrevía a tocar el cristal hasta que nos explicaron el truco, os lo cuento bajo la imagen.

Y para terminar, supongo que sabéis que cuando os vais de Casa Decor te hacen rellenar un cuestionario con un sorteo donde tienes que poner tu espacio favorito, pues Carla y yo lo tuvimos claro, fue el mismo para ambas. Quizás llevar más de un año en el mismo grupo de bloggers compartiendo retos, WhatsApps y hablando todos los días, no sólo nos ha unido como personas, también nuestros gustos se han consolidado, o quizás ha sido al revés y nos juntamos ocho bloggers porque teníamos una misma visión de la decoración (esto me cuadra más). Nuestro favorito fue el espacio de Ofelia Home & Decor de Francisco Segarra “MAKE IT YOURS”.

A continuación os dejo imágenes de algunos espacios, con un breve comentario sobre ellos…

Espacio Sunbrella por Izaskun Chinchilla, Alejandro Espallargas, Jesús Valer y Roberto de Vicente, “Recuerdo de un jardín que se escondió Georgia”. Recomiendo estas telas, las he utilizado con clientes y dan muy buen resultado. Mucho color y periquitos que me recordaron al de mi infancia, que se llamaba “Bienvenido” :-)

Nuestro espacio favorito de Ofelia Home & Decor por Francisco Segarra “MAKE IT YOURS”. Un poco vintage, un poco fabril, un poco natural, un poco shabby chic,… lo tiene todo, hasta ALMA.

La cocina / comedor / despensa / salón de Deulonder, ideal ¿verdad? Que levante la mano quien no quisiera tener una cocina como esta en casa, tan acogedora que difícilmente saldría de ella.

Una habitación infantil diferente, sobre todo por el papel pintado floral de KA Internacional, es espectacular (pero tendréis que ir a verlo para comprobarlo, mi foto deja mucho que desear). Es una propuesta de Sara Lago y Noelia Diego, del estudio de interiorismo Once Lunas.

Explosión de color en el espacio “Wonder Galaxy” de Patricia Bustos. Habréis visto estas imágenes hasta la saciedad, os diré que como fantasía me resulta divertido, pero como realidad es demasiado para mí, vaya que me lo tomo como el que ve un espectáculo pero no cogería ninguna idea de aquí para llevármela a mi casa. ¿Significa eso que soy aburrida o clásica? entonces es posible que sí.

Soy poco objetiva con Manuel Espejo, me gusta mucho como decorador, pero cuando encontré el espejo convexo de mi amigo Alejandro de la Torre presidiendo en salón, pues que os voy a contar, subió como la espuma hasta mis “top-five” :-)

Jacob Delafon con su espacio “Odeon Rive Gauche” también nos trae color, texturas y lujo para crear un baño muy femenino. La combinación del rosa y el dorado es un acierto seguro.

Esta es la cocina a la que me refería antes, de Scavolini, me encanta su estilo industrial, sobre todo la estantería. Una vez más gana mucho en vivo y en directo. ¿Os habéis dado cuenta que la campana es un gran tornillo?

El espacio Bang & Olufsen, elegante donde los haya, mirad cómo están colocados los altavoces en la trasera del sofá, parecen piezas geométricas de cerámica, el diseño es espectacular.

La Embajada de Portugal de Erico Navazo, me gusta todo de este espacio, porque adoro Portugal y porque comulgo con la filosofía bajo la que se ha diseñado el salón, el respeto por las tradiciones y la artesanía. ¿Veis la lámpara sobre la mesa redonda junto al sofá? esa es la que sortean en Instagram, aún estáis a tiempo de participar aunque os aviso que he puesto velitas para que me toque a mí :-)

Espacio “Mémesis” de Línea 3 Cocinas, la perfecta fusión entre lo tradicional y lo actual con un mensaje ecológico, la vegetación suspendida sobre la gran isla central.

Perdí la pista de dónde hice esta foto, sé que era un baño por el papel pintado que se refleja en la mesa y porque los patos van bien ataviados para un buen chapuzón con sus gorritos. Son tan monos…

Espacio Natuzzi por Raúl Martins, una vez más vemos como se mezclan las diferentes texturas y patrones para crear un espacio rico y atrevido. Por supuesto el terciopelo sigue estando presente.

Por primera vez, al menos en Madrid, Maison du Monde crea un espacio en Casa Decor, auguro que no será la última, se llama “Respira Inspiración”. Fieles a ellos mismos no hay reglas, no hay un sólo patrón de mobiliario. Como en sus tiendas, pequeños ambientes de distintos estilos conforman su identidad, con la flora y la fauna siempre presentes, claro.

Espacio Dica una cocina sosegada, minimalista, cosmopolita y pensada para perdurar en el tiempo.

Miriam Alia con su espacio “Punk Revolution”, es otra explosión de color, de imaginación y creatividad. Al igual que me pasa con Patricia Bustos me resulta algo exagerado, aunque reconozco que este espacio me gusta más ¿sacará mi vena roquera? qué se yo. La verdad es que el diseño es para quitarse el sombrero, pero para un sitio público, para una vivienda no le saco la utilidad (a no ser que tengas una discoteca en el sótano).

¡Ainss! Pero que yuyu me dio este espacio, ¿a que no estamos reflejadas en el espejo? ¿somos vampiros o qué?, me dio miedo tocarlo y es que tiene truco, en realidad no es un espejo sino un cristal y al otro lado hay un espacio exactamente igual pero simétrico. Qué gran truco ¿verdad? Tuvimos que inmortalizar el momento claro :-) Por cierto que me han puesto gafas, definitivamente estoy cegata de tanto ordenador.

Espacio Hager Sistemas, el dormitorio “Master Queen” de Marisa Gallo donde la domótica es parte esencial del proyecto creando distintas escenas de iluminación, música, etc. Se compone de dormitorio, baño/spa y vestidor. Me gustó mucho por la sobriedad de sus colores, todos neutros, negros y algún punto berenjena, muy diferente al resto de tonos chillones por los que se caracteriza de esta edición.

Los bichos en cualquiera de sus formatos también son tendencia. Son una parte más de la fauna y allí estaban representados al igual que los cerdos, monos, peces, aves, y todo lo que os podáis imaginar.

Aquí terminaba nuestra ruta, pero yo seguía haciendo fotos hasta en los baños públicos, cualquier pared, cualquier detalle me parecía digna de ser fotografiada.

Mientras escribía el post y con las imágenes ya cargadas, he borrado unas cuantas porque esto se estaba haciendo eterno, siento haberme extendido tanto aunque también siento haberme dejado espacios sin sacar. Si me habéis leído y aguantado hasta aquí, os lo agradezco de corazón, este post me ha costado tres días hacerlo. Para que luego digan que los bloggers no curramos ;-)

Imágenes: propias y de web oficial Casa Decor

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Fire Island…

Fire Island es una pequeña isla con una superficie total aproximada de 22 kilómetros y no llega a los 300 habitantes. Está a unos 8 kilómetros de Long Island y a poco más de una hora de Nueva York. Un lugar donde el retiro es tal que por no haber no hay ni coches, para desplazarte por la isla hay que hacer uso de una bicicleta o simplemente caminar. En realidad no hay calles, son paseos realizados con tablas de madera las que se encargan de conectar las casas, los muelles y la playa. Se la conoce también por ser frecuentada sobre todo en verano, por multitud de famosos en busca de desconexión.

La casa que vais a ver la descubrieron antes de casarse Alex Bates y Andrew Hoffman, fundadores de la consultora de diseño sostenible Flint & Kent. Era una manera de huir de Nueva York buscando un entorno tranquilo donde poder descansar. En un primer momento la alquilaron, pero tras contraer matrimonio y tener hijos, decidieron comprarla. La casa data de 1911 y no tuvieron que hacer prácticamente nada en ella, era tal su encanto que la mantuvieron tal cual.

La renovación que sufrió la vivienda vino tras el huracán Sandy, en 2012. Dicho huracán hizo tres brechas en la isla e inundó cientos de hogares. A ellos les tocó arreglar partes de la casa (como algunas zonas del suelo), pero no demasiadas porque tenía “buenos huesos”. Y ya que estaban manos a la obra, quisieron imprimirle una buena dosis de optimismo pintando suelos y techos de un blanco brillante para que la luz rebotara a cualquier hora del día. Y de paso, cambiar cocina y baño, dos de las estancias más importantes de la casa (la isla de la cocina me tiene enamorada).

La propiedad tiene unos cien metros cuadrados, así que en cuanto a la decoración también quisieron simplificar al máximo. En un principio sus antiguos propietarios la tenían llena de antigüedades, algo que llamó su atención puesto que ellos venían del mismo sector. Ahora excepto por alguna que otra pieza de diseño (como el juego de sillas de Norman Cherner de mediados de siglo) o la mesa de comedor antigua de la primera imagen, la casa se alimenta mayormente de la inspiración por la isla, piezas sencillas y objetos naturales que encuentran en sus orillas.

Os dejo con esta maravilla de casa, espero que os guste…

¡Feliz fin de semana!

Fotografía: Marta Xochilt Perez / Vía: The Maryn

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

The House of Silence

Podría afirmar que esta casa es una de las más bonitas que he publicado en el blog, al menos para mí. Primero me enamoré de la butaca que veis bajo estas líneas, luego vino todo lo demás. Entre lo que también estaba descubrir la verdad, no era real sino un render, pero tan realista que me ha dejado sin palabras (aunque es una pena porque ahora no podré descubrir de dónde es esa maravillosa butaca).

El diseño de esta vivienda de 68 metros cuadrados, ha sido realizado por la arquitecta y diseñadora rusa María Marinina, y le ha puesto el bonito nombre “The House of Silence” (La casa del silencio). No se explica en su web el porqué del nombre, pero lo cierto es que le viene al pelo, la casa transmite paz.

Por toda ella discurre una misma gama cromática, los tonos tierra y los grises se extienden por todo el espacio, sólo interrumpidos por un bonito rosa en el cuarto infantil. La madera es la gran protagonista con sus techos a dos aguas y viguería vista, que bien podría simular una casita de cuento, en ella todo invita al recogimiento. En el interior se mezclan piezas rústicas como la mesa del comedor y los taburetes, con otras más contemporáneas como el sofá o la iluminación del salón, y luminarias mid-century en el dormitorio, con otras piezas más especiales como la bañera o el lavabo del baño realizados por completo en cemento, o piezas de diseño como el espejo Half Moon Mirror de Ben & Aja Blanc de la entrada. Al final encontramos un conjunto en perfecta armonía, precisamente por lo que os comentaba, porque sigue una misma gama cromática que ayuda a ver el espacio como un “todo”.

El dormitorio es otro remanso de paz, su doble cabecero y las vistas desde la cama hacen que despertar en ella pueda parecer un suplicio (y lo digo porque no debe apetecer mucho salir de ahí cada mañana :-)). De las mismas vistas también disfruta la cocina, la zona de estudio del cuarto infantil, la zona de estar y el hall, así que prácticamente desde toda la casa se puede contemplar el exterior. Otro privilegio más.

Lo dicho, a pesar de ser un render es tan realista que me la imagino a la perfección como casa de retiro espiritual: “The house of silence”, el nombre no me puede gustar más.

Imágenes: My Paradissi y Behance

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.