Tablas de cocina de madera

Me considero muy fan de las tablas de cocina de madera, aunque en mi casa brillan por su ausencia. Vaya que tengo las típicas de toda la vida como instrumento para cortar, pero yo me refiero a aquellas que son tan bonitas que exhibir alimentos en ellas, se convierte en todo un arte.

La última vez que estuvo mi compañera y blogger Carmen, de DecoraLinks en Madrid, la llevé a dos tiendas, una de ellas fue a Comportha (no sé si recordáis el post, os lo dejo aquí) y la otra, que nos pillaba de paso a Balakata sobre la que escribí hace varios años, conocida por sus maravillosos kimonos, entre otras cosas. En ella descubrimos de repente en una esquina, una sección de tablas de cortar (tipo la de la primera imagen), todas ellas artesanales, la mayoría XXL (tanto en tamaño como en precio, ja, ja), y claro ahí quedó nuestro deseo. Yo tenía el coche aparcado muy cerca, así que el tamaño no era gran problema, pero a ver cómo se las iba a arreglar Carmen para meter semejante tabla en el tren (lo mismo le hacían pagar un billete extra). Del precio ni hablamos, claro.

Lo dicho, ahora que el buen tiempo nos va dejando y que las reuniones empezarán a ser en el interior ¿por qué no llevar un poco de esa inspiración veraniega a nuestras mesas y vestirlas de manera informal con tablas de cortar a modo de bandejas? ¿Sabéis quién es especialista en ello? pues otra de mis compis deco, Paula, de Loft&Table, si queréis ver recetas ricas y realizar preciosas composiciones en vuestras mesas, os aconsejo seguirla, es pura inspiración (además de ser muy maja, por qué no decirlo).

Bajo estas líneas os muestro ejemplos de tablas de diferentes formatos, mis preferidas son las redondas de gran tamaño, pero lo cierto es que depende de para qué queramos utilizarlas, nos convendrán más unas u otras. Como veréis, incluso sin comida, simplemente apoyadas en la pared o colgadas, tienen la capacidad de decorar por sí solas. ¡Ah! y aunque yo me incline por las de madera, las hay de muchos materiales, es más, si queréis hacer composiciones decorativas podéis probar a combinar este material con otros como el mármol, el cuero o incluso la pintura, quedan muy bien también.

Al final del post por si os habéis enamorado de alguna de estas piezas, podéis pinchar en el número de la imagen y os llevará directamente al enlace donde podéis adquirir el producto.

Si te gustan puedes comprarlas en: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 598 seguidores

kenay LifeStyle

Hace tiempo que Kenay no necesita presentación. Os hablé de esta firma en 2014 cuando por entonces funcionaban online y tenían showroom en Valencia. Ahora en casi todas las ciudades españolas encontramos tienda física y es que cuando algo es bonito, la aceptación llega rápido.

Lo que no sé si conoceréis, porque es relativamente reciente, es Kenay LifeStyle. Ya no se ciñen sólo a mobiliario y a objetos de decoración, en esta nueva sección podemos encontrar joyas (o “joyitas” como lo llaman en la web), calzado, relojes, ropa, bolsos y capazos, fulares, neceseres, y un montón de cosas más que os invito a conocer.

A mí me llegó hace unos días la newsletter hablándome de las joyas. Creo que os he comentado en alguna ocasión que casi todos los metales (buenos y menos buenos) me dan alergia, así que no soy de ponerme muchas cosas. Pero este fin de semana tengo una boda y llevo un vestido rosa palo, así que al ver los pendientes de la primera imagen ya no pude parar de cotillear el resto. Me gustan mucho todas las piezas porque son sencillas, en colores pastel y muy ponibles.

Dejando de lado la boda, os diré que dentro de ocho días cumplo 45 años y de repente todo lo que he visto en la web me viene bien ¿qué casualidad, no creéis? Lo que más me gusta son las alpargatas, no podría elegir. Los bolsos son preciosos también, en mi caso los prefiero pequeños porque voy a lo cómodo y así no llevo tanto peso, aunque parece que este año se impone el capazo o los sacos de lino. Los relojes son impresionantes, sus grandes esferas me vuelven loca (aunque regalarme a mí un reloj es fracaso seguro, sólo he encontrado una marca que no me de alergia). Y finalmente la ropa, ¡qué bonita es!, de nuevo cómoda y sencilla (lo que me gusta a mí), es una pena que luego no me siente tan bien como a las modelos ;-)

¿Conocíais ya esta nueva sección de Kenay? Echad un vistazo a la web, seguro que os va a encantar, y lo mejor de todo es que ¡han empezado las rebajas! A por ello…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 598 seguidores