La empresa de reformas de los decoradores más “Top”

Un trabajo perfecto de interiorismo exige de la colaboración y el buen hacer de muchas personas. El resultado final, la guinda del pastel, es lo que vemos, la creatividad pura y dura del decorador ¿pero qué hay detrás de todo eso?.

Esta mañana he leído un artículo muy interesante en la revista Nuevo Estilo donde nos daban a conocer el trabajo de la empresa de reformas Ibercasa. Pero no es una empresa cualquiera, es la que se encarga de llevar a cabo los proyectos de los decoradores más relevantes en este momento. ¿Y qué conlleva esto? perfeccionismo absoluto, porque nombres como Luis Puerta, Tomás Alía, Lorenzo Castillo o Junior Guides, no se van a conformar con cualquier cosa, su reputación está en juego. Y es ahí donde radica una de sus diferencias más importantes, sus clientes son los propios decoradores e interioristas, para ellos ejecutan la obra y los acabados decorativos ya que cuentan con albañiles, carpinteros, metalistas, tapiceros, etc. e incluso producen cualquier pieza de mobiliario a medida.

Y ¿quiénes son los proveedores Ibercasa?, firmas y diseñadores tan reconocidos como Nani Marquina, Duravit, Botempi, Ramón Soler, Ortiz, Bathconcept, Greendesign, Designers Guild, Isarp, Bolon, Quickstep, Gancedo, Iziar de la Concha… por poner alguna firma de cada especialidad (aquí podéis ver el listado completo).

En definitiva, una mezcla explosiva de una empresa de reformas con más de 20 años de trayectoria, cuyos clientes son interioristas y decoradores de prestigio y una materia prima inmejorable. En la fotos, el resultado ¿qué opináis?.

Ibercasa, reformas

Ibercasa, reformas

(más…)

Gancedo y el Hotel Hospes Madrid

Este post pretendía ser sobre textiles, pero al visitar la página de GANCEDO he descubierto una sección de hoteles decorados con sus tapicerías, y he decidido mostraros el hotel HOSPES MADRID, un edificio rehabilitado de 1883 junto al Retiro.

Un hotel glamuroso y lleno de contrastes. Predominan los grises y plateados, tonos a la última, para compensar una arquitectura de época con sus molduras, altos techos, balcones…y sobre todo un mobiliario con ciertos toques afrancesados, como las camas que ponen el contrapunto a los auxiliares contemporáneos como las mesas transparentes de metacrilato, o las lámparas arco y las demás iluminarias cuyo estilo es más moderno y sin embargo todo convive en armonía. La clave es una unidad cromática que va desde el blanco, pasando por los grises y platas, hasta llegar al negro, los pequeños toques de color se reservan a cojines y plaids.

Como veis los terciopelos y los brillos están a la última, no os de miedo utilizarlos, aunque de manera sensata. Es mejor poner los textiles más llamativos sólo en los complementos de tal manera que cuando pasen de moda, sólo habrá que sustituirlos por otros.

Y cambiando de tema, ahora que parece que se aproxima el buen tiempo, hay una colección en Gancedo para el exterior llamada Náutica; una propuesta en neopreno llena de colorido y muy práctica para la intemperie.

(más…)