Janis_Nicolay_portada

Janis Nicolay

Hace muchos años que perdí el espíritu navideño, hay acontecimientos que marcan para siempre, algunos buenos y otros malos, huellas que ni siquiera el tiempo puede borrar, por desgracia aquel revés en mi vida sucedió en Navidad. Desde que soy madre he intentado contagiarme del buen rollo que transmiten los niños estos días, no puedo decir que lo haya conseguido, pero sí es verdad que me emociona ver a mis hijas con tanta ilusión por montar un árbol, cuando las veo pasmadas ante las luces de las calles, cualquier detalle les fascina, más aún cuando llega el momento de abrir los regalos, son instantes que sí merecen la pena.

Por otro lado, el consumismo frenético y obligado de estas fechas me estresa sobremanera, mira que me gusta regalar (mucho más que cuando me regalan a mí), me encanta encontrar el regalo perfecto para cada persona, pero no ahora y por obligación, todas estas prisas y ese gastar por gastar, no lo entiendo. Mucho más bonito regalar porque sí, porque te quiero, porque lo mereces o porque de da la realísima gana de hacerte un detalle. Esto es lo que pienso.

Por cierto, hablando de la inocencia de los niños, mis hijas están a punto de perderla. Muchos niños de sus clases ya saben quién es Papá Noel y los Reyes Magos, lo peor es que no guardan el secreto así que vienen a casa con la cantinela “mamá, me ha dicho menganito que Papá Noel no existe que sois los padres“, ahí me pongo muy seria y les digo, “hijas es que vuestros amigos no han tenido la suerte de ir a Laponia y conocerlo en persona“, eso sí cuela, pero acto seguido me preguntan ¿y los Reyes Magos?, ahí ya no sé qué decir. Uff! no quiero que pierdan esa inocencia es lo único que para mí merece la pena en estas fechas (aunque me temo que de este año no pasa, a Marta ya la he pillado más de una vez husmeando por los armarios…)

Como sabía que esta semana la tenía complicada, el fin de semana pasado hice los deberes y dejé cargadas las imágenes de este post. Es el trabajo de Janis Nicolay, fotografía de interior, de exterior, lifestyle, un poco de todo, hecho con muy buen gusto. Que las disfrutéis!

Ah! y perdón por el rollo navideño que os he metido…

Janis_Nicolay_1

Janis_Nicolay_2

Janis_Nicolay_3

Janis_Nicolay_4

Janis_Nicolay_5

Janis_Nicolay_6

Janis_Nicolay_7

Janis_Nicolay_8

Janis_Nicolay_9

Janis_Nicolay_10

Janis_Nicolay_11

Janis_Nicolay_12

Janis_Nicolay_13

Janis_Nicolay_14

Janis_Nicolay_15

Janis_Nicolay_16

Janis_Nicolay_17

Janis_Nicolay_18

Janis_Nicolay_19

Janis_Nicolay_20

Janis_Nicolay_21

Terrarium_portada

¿Nos ensuciamos las manos?

Este post son dos a la vez, pero eso os lo contaré más tarde… Hoy os hablo de tierra, de ensuciarnos las manos, de crear para que nuestras casas se llenen de vida y luzcan “verdes”. Últimamente se lleva mucho eso de decorar con terrarios, estéticamente son preciosos y es algo que me apetece probar, la mayoría de las veces se hacen con plantas crasas, algo que a mí me viene muy bien porque son las que mejor se me dan (seguramente porque no necesitan casi cuidados).

Es buen momento para darle al tarro (a la cabeza me refiero), llegan los días de Navidad y esto significa 20 días de vacaciones infantiles, al final uno no sabe cómo entretener a sus hijos para que no se peguen a las tablets como si les fuera la vida en ello. Se me ocurre, que este es un gran DIY para pasar una tarde entretenida, si conseguimos que salga algo decente fenomenal, si no tampoco habremos invertido mucho, lo más caro es el recipiente pero con algo de imaginación podemos usar muchos elementos que ya tenemos en casa.

Ahora me toca contaros por qué digo que este post incluye dos. Quería hablar de verde (plantas), llevado a la decoración se me han ocurrido los terrarios, pero tenía un motivo más. Ayer mi marido volvió a actualizar el blog de nuestro huerto, el post me hizo tanta gracia que quería compartirlo con vosotros y ya de paso, veis cómo va creciendo. Aquí os dejo el link por si no lo recordáis: Diario de un Huertico. Espero que os echéis unas risas…

Terrarium_1

Terrarium_2

Terrarium_3

Terrarium_4

Terrarium_5

Terrarium_6

Terrarium_7

Terrarium_8

Terrarium_9

Terrarium_10

Terrarium_11

Terrarium_12

Terrarium_13

Terrarium_14

Terrarium_15

Terrarium_16

Terrarium_17

Terrarium_18

Terrarium_19

Terrarium_20

 Imágenes vía Pinterest: Terrariums
diminuto_cielo_portada

Diminuto Cielo

No suelo escribir en sábado pero hoy haré una excepción. Hace un par de días llegaba a mi casa una sorpresa, un regalo inesperado, el paquete era brillante y pequeñito con una gran pegatina que ponía “diminuto cielo“. Imaginé que tenía que venir por el blog pero no lo conocía, qué intriga hasta que lo abrí. En su interior había una pulsera verde de la que pendía un pequeño cielo, diminuto, para ser exacta. Si soy sincera también me dio por pensar ¿pero si no tengo un blog de moda, se habrán equivocado? Me fui curiosa a la web y no, no había error, me encantó lo que encontré y ya veis, aquí estoy publicando en sábado. Es una forma también de agradecer estos detalles que sorprenden y emocionan a partes iguales.

La historia y explicación de lo que encierra diminuto cielo se lo dejo a su propietario, merece la pena leer cómo alguien es feliz con lo que hace y saber cómo lo crea. ¡Enhorabuena Curro por tu trabajo y mil gracias por el detalle!

Disfrutad de la historia y feliz finde….

“He coleccionado objetos y juguetes de plástico en mis viajes durante toda mi vida. Pistolas, robots, superhéroes… han decorado mi casa y luego servido de juguetes a mi hijo. Los Cuchichis empezaron a existir como debería empezar todo en la vida: jugando. Me gustan los juguetes de Martín, comprados en “la tienda de los chinos”, rompiendo el orden de casa. Tiburones en mi bañera, T-Rex en la mesa de trabajo, filas de soldados y manadas de fieras bloqueando puertas y ventanas… Admito que el primer Cuchichi lo hice robándoselo a Martín (y luego confesándolo): simplemente pintando un dinosaurio de otro color… ya tenía otro objeto divertido con el que decorar nuestra casa. Luego siguieron el resto de bichos…

En mi Diminuto Cielo todo se hace a mano. Los rotuladores y los pinceles manchan. Se escucha música mientras dibujo y Martín juega con sus dinosaurios y tigres de plástico. La forma en que pinto los dinosaurios o los Gatetes es 100% artesanal, varias capas aplicadas con paciencia y cuidado. Puede haber imperfecciones pero adoro la imperfección. Me gusta ver como algo feo pasa a ser bonito y divertido con un pequeño cambio. Me gusta hacer cosas con las que decoraría mi casa, que formen parte de mi vida. Me gustan los objetos y los colores alegres… y dibujar es para mí, sin duda, lo más parecido a estar en el cielo.”

diminuto_cielo_1

diminuto_cielo_2

diminuto_cielo_3

diminuto_cielo_4

diminuto_cielo_5

diminuto_cielo_6

diminuto_cielo_7

diminuto_cielo_8

diminuto_cielo_9

diminuto_cielo_10

diminuto_cielo_11

“Sólo hay una cosa más placentera que dibujar, dibujar con mi hijo. Las tardes de sábado son propicias. La primera vez me aburrí de un dibujo que hacía y se lo pasé a Martín, de broma para que lo acabara. Tardó 30 segundos en terminarlo: sin pensarlo dos veces, sin titubear… De la nada había sacado un precioso pájaro camuflado en la base que yo le di. Y así empezamos los dos mano a mano. Al alimón. Unas veces empiezo yo y otras él. Nos divertimos, estamos juntos y yo aprendo a dibujar de él.”

diminuto_cielo_12

diminuto_cielo_13

diminuto_cielo_14

changeandmore_portada

Change & More

Resulta que el mundo es un pañuelo, ¿o será sólo en el territorio deco? El otro día mi amiga Bea me enseñaba el trabajo de Change & More, le dije “¡cómo me suena!, creo haberlo visto en alguna feria” y sí, efectivamente, lo he encontrado en el post que hice sobre el evento de DecorAcción 2013 (podéis leerlo aquí, la imagen la encontraréis entre mis amigos de Objetology y las lámparas de Detana), aunque si busco entre otros post seguro que aparecen también. Por eso me era tan familiar… Pues resulta que Sofía, propietaria junto a Álvaro de Change & More, es amiga de mi amiga Bea, de ahí lo del mundo es un pañuelo.

Su trabajo es puramente artesano, el concepto es dar una nueva vida a los tan apreciados palets, bien de manera meramente decorativa como los cuadros, o buscando nuevos usos para ellos, véase las lámparas, los percheros, las mesas, taburetes, espejos,… Particularmente me quedo con el cuadro de las “Converse” rojas y el de la máquina de escribir, si hablamos de muebles, ambas mesas son espectaculares, pero me parece muy original la que han pintado en tonos pastel. ¿Qué me decís de los “percheros cazo”? ¿Originales verdad? y ¿las lámparas?, no sigo porque me gusta todo :-)

Bea ya me puedes ir presentando a tus amigos, así en la próxima feria tengo la perfecta excusa para parar y charlar un rato con ellos.

changeandmore_1

changeandmore_2

changeandmore_3

changeandmore_4

changeandmore_5

changeandmore_6

changeandmore_7

changeandmore_8

changeandmore_9

changeandmore_10

changeandmore_11

changeandmore_12

changeandmore_13

changeandmore_14

changeandmore_15

changeandmore_16

changeandmore_17

changeandmore_18

changeandmore_19

changeandmore_20

changeandmore_21

changeandmore_22

changeandmore_23

changeandmore_24

changeandmore_25

changeandmore_26

changeandmore_27

changeandmore_28

changeandmore_29

changeandmore_30

changeandmore_31

changeandmore_32

changeandmore_33

changeandmore_34

regalos_portada

El arte de envolver regalos

En la mayoría de lugares es tradición utilizar el puente de la Inmaculada para decorar la casa, sacar el árbol, el Belén y toda la parafernalia navideña, yo no iba a ser menos y tampoco podía luchar contra la insistencia de mis hijas.

Este año sin embargo ha sido algo diferente. Ayer comencé a vestir el árbol junto a mi hija mayor, mientras la pequeña se afanaba en desenredar unos angelitos que mi cuñada nos trajo de Chile hace unos años. Teníamos una comida y me di cuenta que o me metía en la ducha, o no llegaríamos puntuales, así que pensé, como ya son mayores voy a darles algo de libertad. Les di las instrucciones pertinentes y las dejé con la gran caja de adornos mientras yo me iba a asear. Cuando bajé al salón tras arreglarme, además de propinarles las alabanzas que merecían por su esfuerzo, para mis adentros me entró la risa ¡los niños no tienen medida!, lo habían puesto todo y con todo me refiero hasta el último adorno que encontraron para colocar. Dentro de la chimenea, sobre ella, en la librería del salón, en el buró, el árbol hasta la última rama,… todo tenía su detalle. Habrá que convivir con lo barroco hasta el final de las fiestas, porque a ver quién es el valiente que les dice que no está todo rebonito :-)

Ahora sólo falta acostumbrarse a la nueva visión de mi recargado salón y llenar de regalos el árbol. Espero este año esmerarme tanto como mis hijas y no hacer simples paquetes con lazos (hay que estar a la altura). Aquí os dejo inspiración de donde yo ya he sacado alguna que otra idea…

regalos_17

regalos_25

regalos_21

regalos_1

regalos_2

regalos_3

regalos_4

 

 

regalos_7

 regalos_5

regalos_6

regalos_8

regalos_9

regalos_10

regalos_11

regalos_12

regalos_13

regalos_14

regalos_15

regalos_16

regalos_18

regalos_19

regalos_20

regalos_22

regalos_23

regalos_24

regalos_26

regalos_27

regalos_28

Imágenes vía Pinterest: 1 y 2

Pretty_Pegs_portada

Pretty Pegs

Puente de la Inmaculada, días de descanso que la mayoría de los mortales utilizan para decorar sus casas y dar por iniciado el periodo navideño. Pues yo no voy a hablar de eso porque es lo que he leído en la mayoría de los blogs que sigo, así que me planto hoy con un post de patas (por llevar la contraria :-))

Tenía hace tiempo guardada la referencia de esta firma para dedicarle una reseña, creo que es de lo más original. ¿Cuánta gente tiene en su casa muebles de Ikea? yo creo que la mayoría. En mi caso tengo más bien pocos, otras casas están completamente decoradas con piezas de la famosa firma sueca, aunque eso da igual. Cuando entramos en un sitio y somos capaces de distinguir de dónde ha salido un mueble, es porque lo hemos visto por todas partes, así que lo que realmente tiene mérito es diferenciarse del resto dándole un toque distinto. De sobra es conocido Ikea Hackers, una web donde nos enseñan los trabajos de personas que tunean estos muebles, la opción que traigo hoy es mucho más sencilla (al menos para los que no somos tan manitas), se llama Pretty Pegs y consiste sólo en cambiar las patas. Los distintos colores, formatos, alturas,… hacen que el aspecto de la pieza en cuestión, cambie por completo, además los diseños son de lo más bonitos.

Las primeras imágenes son inspiradoras, de casas reales, tomadas del Facebook de Pretty Pegs (ahí podéis ver la autoría de cada foto), en las imágenes siguientes os muestro cada modelo, por si os animáis a cambiar uno de estos muebles tan populares, además de colocar el árbol, claro :-)

¡¡Feliz Puente de la Inmaculada!!

Pretty_Pegs_18

Pretty_Pegs_17

Pretty_Pegs_19

Pretty_Pegs_24

Pretty_Pegs_16

Pretty_Pegs_22

Pretty_Pegs_23

Pretty_Pegs_20

Pretty_Pegs_21

Pretty_Pegs_1

Pretty_Pegs_2

Pretty_Pegs_3

Pretty_Pegs_4

Pretty_Pegs_5

Pretty_Pegs_7

Pretty_Pegs_8

Pretty_Pegs_9

Pretty_Pegs_6

Pretty_Pegs_10

Pretty_Pegs_11

Pretty_Pegs_12

Pretty_Pegs_13

Pretty_Pegs_14

Pretty_Pegs_15

FamaLiving_portada

FamaLiving

Este debería ser un post más corto, se ve que Marta me contagió su entusiasmo, me explico… Hace tiempo ya publiqué una reseña sobre esta firma de sofás y butacas (podéis leerlo aquí), pero esta vez me invitaron a probar el producto ¡como debe ser para opinar con propiedad!

Marta, encargada de una de las tiendas de Madrid de FamaLiving, además de explicarme, enseñarme y mostrarme cada pieza, me trasmitió algo muy difícil, cómo cree en el producto, en lo que vende y os aseguro que después de lo visto, no me extraña nada. Estuve con ella más de dos horas, el trato excepcional, me invitó a sentarme, a tumbarme, a acurrucarme, en cada uno de estos sofás y butacas, como si estuviera disfrutando de ello en mi propia casa. Este es el lema de FamaLiving, una experiencia que hay que vivir.

Esta marca tiene más bondades de lo normal, lo primero de todo es su calidad (todo se fabrica en España con madera de pino gallego), te ofrecen garantías mucho más allá de cualquier otro fabricante (esto ya dice mucho, ellos mismos apuestan por su buen hacer), el diseño como veis se sale de lo normal, todo se puede personalizar con miles de tapicerías a elegir y combinar, pero lo que más me llama la atención, son las múltiples funcionalidades que ofrece cada pieza. Modelos con chaise longue que se levantan y convierten en arcón para almacenar, otras que se transforman en cama (pero mantienen la parte de chaise longue), mesas que se acoplan a los brazos, estas mismas se levantan, butacas que te acunan como si fueras un bebé, en fin que podría tirarme horas hablando (tal como lo hizo Marta conmigo), pero mejor lo comprobáis en las imágenes.

Para que veáis lo feliz que me fui de allí, he puesto muchas fotos mías (sí, sí, posando…), soy una horrible modelo pero da igual, es la muestra de que probé el producto ¡y le doy un 10! Es más, tengo una amiga buscando sofá, ya sabéis dónde pienso llevarla…

Por cierto, tienen un concurso de fotografía muy chulo, os dejo el link aquí por si queréis participar, más abajo veréis las imágenes ganadoras de otros años expuestas en la tienda. Y por último, al final del post os dejo con un vídeo que muestra cómo se realizan estas piezas en la fábrica de Yecla (Murcia), os animo a verlo para haceros una idea del trabajo que conlleva conseguir un producto de tanta calidad.

Disfrutad de las imágenes y no os riáis demasiado de mí careto :-)

FamaLiving_1

FamaLiving_2

FamaLiving_3

FamaLiving_4

FamaLiving_5

FamaLiving_6

FamaLiving_7

FamaLiving_8

FamaLiving_9

FamaLiving_10

FamaLiving_11

FamaLiving_12

FamaLiving_13

FamaLiving_14

FamaLiving_15

FamaLiving_16

FamaLiving_25

FamaLiving_17

FamaLiving_18

FamaLiving_19

FamaLiving_20

FamaLiving_21

FamaLiving_22

FamaLiving_23

FamaLiving_24

FamaLiving_26

FamaLiving_27

FamaLiving_28

FamaLiving_29

FamaLiving_30

FamaLiving_31

FamaLiving_33

FamaLiving_34

FamaLiving_35

FamaLiving_36

FamaLiving_38